M. FERNÁNDEZ

La plataforma ciudadana ‘La princesa se queda en Sierra Espuña’, integrada por las plataformas de Totana, Pliego y Mula, ha iniciado una campaña de recogida de firmas para que no se divida la colección de los restos procedentes del yacimiento de La Almoloya y la tumba número 38, la tumba principesca, y se musealice en Mula junto al resto de la colección.

Al acto celebrado en el Museo Arqueológico de Murcia, donde Cultura quiere exponer los ajuares de la tumba principesca, asistieron los alcaldes de Mula, Pliego y Totana, ciudadanos procedentes de estos tres municipios, así como los arqueólogos e investigadores de la Universidad Autónoma de Barcelona que excavan e investigan en el yacimiento.

La iniciativa ‘La princesa se queda en Sierra Espuña’ tomó impulso después del anuncio de que la Consejería de Cultura tiene intención de exponer en el Museo Arqueológico de Murcia (MAM) la tumba principesca del yacimiento argárico de La Almoloya, la número 38, uno de los descubrimientos arqueológicos más importantes de los últimos años en la comunidad y en la zona del sureste, ya que en ella se localizaron los restos de un hombre y una mujer con un importante ajuar funerario y una diadema principesca que pone en valor la jerarquía de clases en la Edad del Bronce.