JAIME PARRA

Para que aquellas personas que se encuentran en el círculo vicioso de la pobreza puedan romperlo, desde la asociación Betania, con financiación del Fondo Social Europeo y el Instituto Murciano de Acción Social, se trabaja en un programa de empleabilidad en Cehegín que ahora se ha ampliado a Caravaca de la Cruz y Moratalla.

Está dirigido a personas en situación o en riesgo de exclusión social (el riesgo de exclusión social en Murcia es superior a la media nacional), personas que deben acudir primero a la Mancomunidad de Servicios Sociales del Noroeste y su responsable es Paco Panales, quien atenderá en Caravaca de la Cruz, en una oficina municipal de la calle Poeta Ibáñez, 34, los jueves de 10:00 a 13:30 horas, y en Moratalla, en el Centro de la Mujer, los lunes de 10:00 a 13:00 horas.

Paco Panales explica que desde Betania ofrecen a las personas un trato singularizado, cercano y continuo. “Primero hacemos un pequeño diagnóstico y desarrollamos un itinerario de inserción de manera consensuada (elaborar el currículum, saber utilizar plataforma del SEF, prácticas de entrevista) y también realizamos actividades formativas como informática y hacemos cursos de formación ocupacional, que combinan lo teórico y lo práctico, una forma de acercarte a una profesión, como de cocina y jardinería, lugares como el restaurante Arco, o viveros La Aparecida en Cehegín han firmado un convenio con nosotros”.

Desde Betania confían en que más empresas de la zona, por responsabilidad social, corporativa se sumen a estos convenios.

“Este es nuetro primer año a nivel comarcal. La idea es consolidar el trabajo en Moratalla y Caravaca, que nos han cedido un local, y demostrar a los ayuntamientos que podemos ser útiles a sus ciudadanos que viven en una situación difícil”.