MICAELA FERNÁNDEZ

El Ayuntamiento de Mula suspende las Fiestas Patronales de septiembre 2020. Así lo comunicaba el alcalde de la localidad, Juan Jesús Moreno, y los concejales de Cultura y Festejos, Diego Boluda y Alicia Zapata, respectivamente.

La seguridad ante todo, afirmaba el alcalde, quien resaltaba que aunque todavía quedan dos meses para las fiestas lo más importante era evitar la aglomeraciones y, en coordinación de todas las concejalías implicadas y la Hermandad de El Niño de Mula, y las hermandades de los patronos, la Virgen del Carmen y San Felipe, habían acordado de forma unánime la decisión de suspender los festejos de septiembre, aunque sí se mantendrán los actos litúrgicos en honor a los patronos determinados por cada una de las hermandades.

Las fiestas de Mula se prolongan durante más de un mes, aunque los actos propiamente dichos se celebran del 19 al 25 de septiembre.

Este año no habrá Romería de bajada y subida al Niño de Mula y se suspenden las procesiones, todo ello para evitar concentraciones masivas de personas.

La Hermandad del Carmen anunciaba que se mantendrán los cultos religiosos a la Virgen y que se reforzarán las misas para que el día 23 de septiembre nadie se quede sin poder rendir culto a la patrona.

Por su parte la Hermandad del Niño destacaba que el Niño bajará desde su ermita en el Balate hasta Santo Domingo de forma privada, iglesia donde se realizarán todos los actos en su honor. Del mismo modo informaba que se está trabajando con las vicarias de las zonas desde donde peregrinan a Mula, la noche del día 20 de septiembre, para intentar escalar las peregrinaciones.

La suspensión también afecta a las fiestas de los barrios y pedanías programadas para esta época estival principalmente. El alcalde destacaba que la decisión de los pedáneos y las comisiones de fiestas han propuesto suspender sus actos festivos.