CCOO RM

Mientras la Consejera de Educación y Cultura, Esperanza Moreno, se reúne con cerca de una decena de representantes de la enseñanza privada en la Región de Murcia de forma telemática por salubridad, la CARM pretende mantener la ratio de casi la treintena de menores por clase en los centros públicos de secundaria. Una ratio que el Gobierno Regional pretende disfrazar con la medida, supuestamente alternativa, de reducir la presencia de los alumnos en un día a la semana  hasta segundo de la ESO y que tiene que ver con el aforo del centro y no con la ratio por lo que la posibilidad de contagio no se reduciría.

La reducción de los grupos de trabajo es una medida comúnmente aceptada en todos los sectores laborales dentro del territorio nacional en la lucha contra la expansión del Covid19. En educación grupos reducidos se traduce en más espacios, desdoble de grupos y más personal.

El Secretario General de la Federación de Enseñanza, Nacho Tornel, no comprende cómo “si la Consejera no puede reunirse de forma presencial con los representantes de la enseñanza privada, a los de la pública no los atenderá hasta el próximo viernes 28, pretende que veinte niños de 3 años arranquen junto a una sola maestra su periplo en los colegios regionales.”

Partiendo de esta preocupación de la comunidad educativa, la Federación de Enseñanza de CCOO RM optó por tomar el pulso a la afiliación sobre cuáles eran los problemas que detectaban y cómo debían ser las movilizaciones durante este inicio de curso para reivindicar una vuelta segura a la escuela. El resultado de la consulta arroja que la afiliación del sindicato considera, mayoritariamente, que la huelga es la opción más adecuada. Un 75% de los encuestados consideran que debemos convocar huelga dentro del conjunto de movilizaciones en el inicio de curso. De entre ellos, un 44,8% aboga por convocatorias de huelga puntuales, un 36,5% por la huelga indefinida y un 19,7% piensa que hay que combinar la convocatoria de paros puntuales con una eventual huelga indefinida.

La consulta también muestra también que un 52% de la afiliación que ha participado en la misma quiere movilizaciones centralizadas como concentraciones y manifestaciones mientras que un 35% quiere que se hagan acciones reivindicativas en los centros educativos. Las valoraciones y apreciaciones cualitativas que nos han llegado a través de esta consulta nos sirven para constatar el grado de indignación de nuestra afiliación y el compromiso de la misma con la movilización para que el próximo curso pueda desarrollarse en condiciones de seguridad para la comunidad escolar.

En este sentido CCOO trabajará para plantear un escenario de huelgas y movilizaciones continuadas hasta alcanzar las condiciones que el sindicato considera adecuadas para garantizar la seguridad de la comunidad escolar y la equidad del sistema educativo en la respuesta al alumnado más vulnerable.  Especialmente aquellas que se refieren a la bajada de ratios, el incremento sustancial de las plantillas tanto docentes como no docentes, la dotación de EPIS al personal que lo requiera y una regulación adecuada del teletrabajo.

Así mismo Nacho Tornel, recuerda que “el objetivo de CCOO RM y toda su afiliación no es cerrar los centros escolares sino conseguir abrirlos en las condiciones óptimas para ello.” El sindicato es plenamente consciente de que el servicio educativo es fundamental para el desarrollo de los menores y jóvenes en general y que resulta un pilar estructural en la sociedad tanto para niños como para sus familiares. Precisamente por ello CCOO RM  exige al Gobierno Regional que explique la planificación y distribución de recursos,  tanto de la dotación especial del Gobierno central cómo de los recursos propios que va a aportar el gobierno murciano.

No es de recibo pretender solventar una crisis en educación sin gastar un euro de más.