JAIME PARRA

Hablamos con Santiago Navarro, secretario general de CCOO en la Región de Murcia, del ‘Pacto Regional del Diálogo Social para la Reactivación Económica y Social de la Región de Murcia ante la pandemia del Covid-19’, que ha firmado su sindicato, y de otros temas de actualidad.

¿Qué aspectos destacaría del pacto para la reactivación económica que ha firmado su sindicato?

Creo que lo más destacable es trabajar todos pensando en reactivar la actividad económica y social en la Región de Murcia, y haber sido capaces de alcanzar acuerdos encaminados a proteger a las empresas, micro-empresas, autónomos y personas trabajadoras.

Destacar las ayudas a autónomos, a personas trabajadoras incluidas en ERTES, ayudas a la conciliación de la vida laboral y familiar, ayudas a la pobreza, colectivos en situación de vulnerabilidad y apoyo a alquileres para personas en situación de pobreza.

¿Qué le parece el pacto para derogar la reforma laboral?  Independientemente de cómo se haya llegado al mismo, ¿ustedes apuestan por la derogación de esa reforma?

El pacto para derogar la reforma laboral,  me parece que no tiene sentido hacerlo en este momento y menos con los firmantes del mismo, pero en todo caso CCOO apuesta desde 2012 momento en el que se produjo la Reforma Laboral por su derogación, máxime cuando el programa de gobierno de PSOE y Unidas Podemos así lo refleja. Para CCOO es fundamental derogar aspectos de esa reforma como la prevalencia del convenio de empresa sobre el de sector y la Ultraactividad de los convenios, de manera que se elimine el desequilibrio de la Negociación Colectiva actual, que nos ha llevado a los y las trabajadoras, a perder en la última década entre un 12% y un 17%, así como, el artículo 42, sobre la subcontratación de obras y servicios que solo ha servido para reducir los salarios y las condiciones sociales dentro de las empresas.

¿Qué opinión tiene la gestión de los ERTE que está llevando a cabo la Comunidad Autónoma?

La Comunidad Autónoma se ha visto desbordada por esta crisis, en concreto con la resolución de los ERTES ha actuado tarde en la incorporación de los Recursos Humanos suficientes, para que se hubiesen dado datos concretos y la resolución del SEPE de cada uno de los expedientes tramitados hubiese sido más ágil. En todo caso hay que reconocer que esta crisis ha desbordado a todos los gobiernos central y autonómicos, sin que eso justifique la falta de iniciativa de la Consejería de Empleo que ha existido hasta bien avanzada la crisis..

¿Cómo está afectando esta crisis a los trabajadores murcianos? ¿qué sectores están siendo los más afectados?

Esta crisis está  afectando de manera desigual a los y las trabajadoras de esta región, la crisis ha golpeado con más dureza al sector del turismo (Hostelería y restauración principalmente), el comercio y en menor medida el sector de la construcción y la industria.

Es necesario poner en marcha planes sectoriales para la recuperación de la actividad, y precisamente en ese sentido ha ido la negociación del Pacto para la Reactivación Económica y Social.

A diferencia de 2008, ¿cómo debería ser la salida de la misma?

La salida de esta crisis debe ser equilibrada sin dejar a nadie atrás, y para ello habrá que tener en cuenta a los colectivos más vulnerables de la sociedad, mujeres (con gran brecha salarial que se puede ver incrementada con esta crisis), inmigrantes (impedir que crezca la explotación de inmigrantes sin permiso de residencia, algo que sucede con más intensidad en estas situaciones de crisis, personas en situación de pobreza y de especial vulnerabilidad, personas afectadas por ERTES, personas  despedidas y personas que tengan que reducir su jornada o pedir excedencias para atender al cuidado de familiares que no pueden valerse por sí mismos.

En definitiva para que la recuperación económica sea equilibrada es necesario y urgente que el gobierno Estatal, el regional y los ayuntamientos lleven a cabo políticas sociales potentes que permitan cubrir sus necesidades básicas a la mayoría de la población.

En todo caso CCOO ha firmado el Pacto para la Reactivación Económica y Social, con el objetivo de cubrir estas necesidades básicas en la medida de lo posible, y así lo va a demandar en las reuniones quincenales acordadas.