MARINA MARÍN GARCÍA (escritora, autora de Persona número tres)

Vagando por las calles, entre callejones y monumentos, si ponemos un poquito de atención, escucharemos que el aire murmura que solo tenemos una vida. Si agudizamos un poco más el oído, probablemente, escucharemos que la tierra suspira, pues conoce la solución al problema. Si miramos al cielo, observando el movimiento de las nubes, descubriremos que podemos vivir todas las vidas que queramos si llevamos un libro en las manos. Es ahí cuando debemos buscar a alguien que sea fuego para que nos recomiende una historia con la que evadirnos de la realidad.  

Como escritora, y lectora, recomendar un libro es un reto. Una de mis mayores virtudes como lectora es que leo desde clásicos hasta poesía, pasando por la novela romántica y el thriller. He de admitir que tengo cierta debilidad por lo romántico, por esas historias que me hacen suspirar, sonreír y llorar. Si lo que buscas es esto, te recomiendo Todo lo que nunca fuimos de Alice Kellen, te aseguro que Leah y Axel te robarán más de un suspiro. 

Para aquellos menos románticos conozco un thriller que hiela la sangre en la primera página: El día que se perdió la cordura de Javier Castillo. Si queréis algo que os cambie los esquemas, que os deje con el alma en vilo hasta la última página, este es vuestro libro. 

Para los realistas y amantes del rótulo “basado en hechos reales”, la mejor opción es Memorias de una salvaje de Bebi Fernández. Una novela que te transforma con cada página, una historia repleta de realidad de la mano de Kassandra.

Por último, para esta Navidad tan distinta a las anteriores, no puedo olvidarme de Persona número tres, una novela romántica juvenil, escrita por una servidora, con el propósito de demostrar que en los pequeños momentos residen los grandes recuerdos, que las relaciones sanas existen y las buenas personas están a la vuelta de la esquina. 

Querido lector, vive tanto como puedas, ríe siempre que tengas ocasión, busca un libro y olvídate del mundo por unos minutos. Vive tanto como puedas. Solo tenemos una vida.  

¡Feliz Navidad y feliz 2021!