PEDRO ANTONIO HURTADO GARCÍA

En “El Noroeste” publicado el día 15 de marzo, del pasado año 2018, dedicábamos página a este artista, cuyas manifestaciones ratificamos. Procuramos, ahora, no reiterarnos en las mismas y dedicar este nuevo espacio a su figura y a su lamentable desaparición, recurriendo, incluso, a la brevedad para poder dar cabida a lo mucho que ofrece y abarca su dilatada vida profesional. Camilo Blanes Cortés (16-09-1946, Alcoy-Alicante/08-09-2019, Madrid) era artísticamente conocido como Camilo Sesto y, además y pese a que muchos se hayan empeñado en “castigarle”, demostró ser uno de nuestros intérpretes más internacionales, solamente comparable, por poner algunos ejemplos, a Julio Iglesias, Raphael o Nino Bravo. Compuso sus canciones, además de otras para diferentes artistas, también internacionales, a los que apoyó, apadrinó y les sirvió el triunfo en bandeja. Prototipo de la balada romántica y uno de los intérpretes melódicos más considerados. Su colección discográfica alberga poco desperdicio, por no decir ninguno. Sus canciones, incluso después de años sin escucharlas, pueden ser tarareadas y hasta cantadas por la inmensa mayoría del público de lengua hispana.

Sinfónico.- Su fallecimiento le sobrevino en la madrugada del domingo señalado como tal fecha, hallándose hospitalizado en la clínica Quirón, de Madrid, a ocho días justitos de cumplir los 73 años a los que no ha podido llegar. El pasado 2018 volvió a encerrarse en el estudio para grabar sus canciones más representativas en un disco con orquestación sinfónica, al que invitó a cuatro voces femeninas para hacerse acompañar en otras tantas de sus canciones: la eurovisiva murciana, de las Torres de Cotillas, Ruth Lorenzo, Pastora Soler, Mónica Naranjo y Marta Sánchez.

Fallo renal.- Su desaparición se produce tras copiosos años de rumores, incertidumbre y, a veces, infundados comentarios sobre su salud, aspectos que le obligaron, en ocasiones, a comparecer ante la prensa para desvelar que sus dolencias, cuando existían, no entrañaban gravedad alguna, alterando, así, su privacidad, oscurantismo y hasta el misterio con el que le gustaba proteger su particular intimidad, pues no solía prestarse a las portadas, exclusivas y exhibiciones públicas de su vida, rompiendo, de tal manera, con el criterio de que se había recluído en su casa e inventados disparates de semejante naturaleza. Al final, su fallecimiento se ha producido como consecuencia de un fallo renal.

Lágrimas.- Contó con el reconocimiento social al instalarse su capilla ardiente en la sede madrileña de la SGAE (Sociedad General de Autores y Editores), por donde desfilaron políticos, empresarios, deportistas, escritores y el mundo artístico en todas sus disciplinas, amén de miles de partidarios del cantante que se dejaron alguna lágrima en la visita.

Descendencia.- Con su hijo, Camilín (de 35 años), mantenía una relación poco cercana, aunque parece que, ahora, va a ser el heredero universal del cantante de Alcoy, esperando ansioso el plazo oficial establecido para poder dar lectura a las últimas voluntades del artista. De hecho, ya se ha instalado en la mansión en la que el cantante se refugió durante los últimos años. También la relación del intérprete con la madre de Camilín, la mexicana Lourdes Ornelas, era difícil, distante y prácticamente inexistente, aunque comenzó siendo fan del alcoyano e, incluso, presidenta de su club de fans en el país azteca. Camilo se volcó con su hijo, finalmente, en cuerpo y alma, hasta abandonar, durante años, su vida artística activa, hallándose, ahora, muy ilusionado con el disco que tenía previsto lanzar el vástago y cuya creación, composición y planificación de lanzamiento contaba con todo el apoyo y supervisión del fallecido.

Ruina inexistente.- Mucho se ha especulado con la falsa ruina de Camilo Sesto, ya que amasó una inmensa fortuna, cifrada en más de 8 millones de €uros, fruto, sin duda, de su intenso y constante trabajo en España y en numerosos países en los que era un líder incuestionable y un mito querido por todos. No hay más que recordar que, de la SGAE, percibía, semestralmente y por sus más de 350 canciones registradas, la nada despreciable cifra de 200.000.- €uros, en concepto de derechos de autor, así como 50.000.- €uros adicionales por royalties, amén de sus 175 millones de discos vendidos en todo el mundo que, ahora, se contabilizan como cifra más certera.

Sede del PSOE.- Igualmente, era administrador único de “Torrepeñote, S.L.”, mercantil con la que ha practicado, desde 1999, la compra-venta de inmuebles, aglutinando un patrimonio neto declarado de 800.000 €uros, empresa que cuenta como una de sus más favorables operaciones la venta, al PSOE, del edificio que, hoy, es la central sede madrileña del partido político, en la céntrica y conocida calle Ferraz, transacción que se cerró, en su momento, en 1.200 millones de las antiguas pesetas (7,21 millones de los actuales €uros). Registrada, igualmente, contaba con la sociedad “Camilo Ediciones Musicales, S.L.”, que, según figura en el último depósito de cuentas de 2018, logra unos beneficios anuales de 57.722.- €uros, cifrando su patrimonio neto en otros 401.325.- €uros más.

Violentísimo asalto.- También existe registrada a su nombre una vivienda, localizada en el madrileño municipio de Las Rozas, concretamente en “La Chopera”, con 344 metros cuadrados de superficie, sobre una parcela que supera los 2.000, a lo que hay que añadir su vivienda de Torrelodones, considerada como ese magnificado chalé-fortaleza situado en la colonia “La Berzosa”, lugar que el artista blindó en mayor dimensión de lo que ya presentaba, luego de sufrir un asalto violentísimo en la madrugada del día 12 de enero de 2013, robándole aparatos electrónicos, relojes, joyas y el dinero que tenía disponible en casa, donde ha vivido hasta su fallecimiento y donde, ahora, se ha instalado su hijo, mientras cuenta los 15 días preceptivos para poder conocer las anteriormente citadas últimas voluntades de su progenitor. Por cierto, el antiguo representante de Camilo, Miguel Ángel de Ruz, así como su exproductor, Pedro Luis Rodríguez-Almeida, seis meses más tarde del referido asalto, fueron detenidos por la Guardia Civil al considerarles sospechosos de diseñar ese golpe que tanto afectó, moralmente, al cantante de “Algo de mí”, su primer gran éxito en solitario (1971), al que siguieron “Vivir así es morir de amor”, “Algo más”, “El amor de mi vida”, “¿Quieres ser mi amante?” “Ayudadme” o “Perdóname”, entre centenares de títulos más.

Otros valores.- Su amiga leal, Ángela Carrasco; las intervenciones quirúrgicas que le atribuyen sobre su denominada “eterna juventud”; su “Jesucristo Superstar”; sus canciones; sus repetidos “números uno” (52 de sus composiciones alcanzaron ese privilegio), más de medio siglo de escenario, grabaciones en castellano, portugués, italiano e inglés, así como tantos y tantos valores de este artista que, para nosotros, lo fue antes, lo era ahora y lo será siempre, porque, como todos “los grandes”, seguro, seguirá vendiendo discos, aunque ya esté convertido en esas cenizas que se han trasladado a Alcoy, su pueblo natal, donde goza de una merecida alameda con su nombre, así como con el respeto y el orgullo de que naciera allí, del que hacen gala todos sus paisanos, aspectos, estos últimos, que no nos queda espacio para desarrollar, pero que, la mayoría de ellos, fueron abordados en la página publicada anteriormente, de la que dejamos datos de referencia al inicio de esta crónica-obituario. Descanse en paz un hombre que nació para ser artista y cuya voz así lo corroboraba. Buenos días.