IU-VERDE y VXB

El Equipo de Gobierno  en Bullas (del PSOE) ha iniciado un proceso opaco e irregular en el contrato de la piscina climatizada en Bullas. Así lo han denunciado IU-Verdes y Vecinos por Bullas, mientras el PSOE guarda silencio. El PP, el otro grupo  de la oposición, como está haciendo con otros muchos temas, no se manifiesta ni muestra ningún interés.

La empresa que gestionaba la piscina climatizada municipal en Bullas, CADE, ha dado en quiebra en julio y ha abandonado el servicio en la piscina, dejando sueldos sin pagar a los trabajadores.

Este verano, el Equipo de Gobierno ha iniciado el proceso para contratar a la nueva empresa de espaldas de la oposición (incumpliendo con ello algunos acuerdos de Pleno). Lo tenía todo prácticamente cerrado cuando se puso en contacto con el resto y anunció la apertura de la piscina al pueblo para el 4 de octubre.

En ese proceso, habían decidido hacer un contrato durante un año, prorrogable a otro, con un procedimiento “negociado sin publicidad”. Habían invitado a dos asociaciones pequeñas de Bullas, El Romero y Aquabull, y a una empresa grande de fuera, CADE Internacional. La idea era hacer después una mesa de contratación con apariencia de proceso justo y transparente, a la que llegaran estas tres entidades invitadas pero con posibilidades de ganar sólo la última. Es decir, sería un proceso donde CADE Internacional no tendría competencia real.

Es curioso que el proceso parezca ideado para favorecer a CADE Internacional, empresa estrechamente relacionada con CADE (es prácticamente la misma), y ambas muy vinculadas al diputado socialista en la Asamblea Regional Alfonso Martínez Baños. También que no se hayan planteado siquiera otras opciones en cuanto al modelo de gestión de la piscina que queremos.

El pasado jueves, 14 de septiembre, se produjo la primera reunión de la mesa de contratación y se confirmaron las sospechas: la única oferta presentada es la de CADE Internacional.

IU-Verdes y Vecinos por Bullas tienen la misma preocupación que el Equipo de Gobierno porque la piscina abra cuanto antes, pero consideran que no pueden aceptar ni colaborar con este tipo de procedimientos. Se tarda el mismo tiempo o menos en hacer un proceso limpio, y más transparente. La contratación de servicios con esta repercusión y alto valor económico debe hacerse de forma justa y transparente, y sin otro fin que el de procurar un beneficio para el pueblo de Bullas.

La piscina climatizada no es del PSOE, es de todos, si las cosas se hacen bien, todos estaremos contentos, si se hacen mal, todos pagaremos después las consecuencias.