JAIME PARRA

«Nací en Murcia en 1966. Psicóloga y educadora social. He trabajado como prospectora y orientadora laboral para Traperos/as de Emaús y Fundación Secretariado Gitano. Coordinadora psicopedagógica en casas de oficios, directora de taller de empleo y escuela taller. Coordinadora de formación en el Proyecto Europeo GEA, proyecto promovido por la Federación de artesanos/as creativos/as de la Región de Murcia. Técnica en orientación profesional para el empleo y asistencia al autoempleo (OPEA) y técnica en promoción laboral de la mujer. Activa en redes de economía social y solidaria, 15M, SPG vecinos/as campesinos/as y desde sus inicios en Podemos. Pertenezco al círculo Podemos Cehegín, pueblo en que resido actualmente y donde participo en un proyecto ecoagroturístico de apuesta por el turismo rural, las energías renovables, agricultura y ganadería ecológicas, siempre con la mirada puesta en la revitalización de nuestro entorno rural, desde criterios de sostenibilidad. Integrante del Consejo Ciudadano Podemos Región de Murcia, coordinadora de la secretaría de desarrollo rural y economía social.»

¿Cuáles son las potencialidades del Noroeste que el Gobierno regional debería aprovechar?

-Un saber-hacer arraigado en el territorio gracias al cual se ha sabido transitar, con enormes problemas y esfuerzos, hacia cierta reconversión de su tejido productivo sobre la base de sus potencialidades sociales y económicas, dejando atrás su histórica condición de periferia suministradora de recursos a los centros dinámicos de crecimiento económico.
-Una relación duradera y sostenible en el tiempo entre población y entorno natural que ha posibilitado la existencia en el Noroeste de la mayor masa forestal de montaña de toda la Región, así como una diversidad cultural y ecológica de enorme valor.
-Una estructura territorial de carácter rural que entrelaza poblaciones de carácter intermedio y pequeños núcleos de población diseminada de forma sostenible y respetuosa con el entorno.
-Una infraestructura de servicios públicos que se ha venido desarrollando en la últimas décadas (y que ahora está en cuestión por las políticas de austeridad) que ha posibilitado una política de bienestar rural enormemente eficaz para contrarrestar las dinámicas de despoblación, masculinización y otros problemas que afectan a la España rural del interior.
1. ¿QUÉ MOCIONES SERÁN LAS PRIMERAS QUE LLEVES A LA ASAMBLEA REGIONAL?
Las primeras mociones irán a encaminadas a plantear la recuperación de todos los servicios públicos y derechos sociales que la gente del Noroeste ha perdido en estos años, especialmente en el campo del cuidado y la ayuda a la dependencia y de apoyo a las mujeres, así como a fomentar políticas activas para la población anciana.
Igualmente serán necesarias mociones para la reconversión productiva y la creación de empleo a través de nuevas formas de producción agrícola (agroecología, productos autóctonos con sellos de calidad, etc.), el apoyo a la pequeña industria local, la rehabilitación de viviendas en los centros urbanos y su puesta en valor, el turismo rural, etc.
Finalmente, la declaración del Noroeste libre de fracking debe ser otra de las primeras mociones encaminadas a preservar la enorme riqueza medioambiental de la comarca.

2. ¿ADOLECEN LOS MUNICIPIOS DE LA COMARCA DE PROYECTOS COMUNES? ¿CUÁLES SON LOS NECESARIOS?

El Noroeste no ha terminado de cuajar una identidad comarca sobre la base de sus problemas y potencialidades compartidas. El Noroeste puede desarrollar una identidad compartida sobre la base de los sueños y aspiraciones de aquel campesino de Calasparra de quien el antropólogo Joan Frigolé hiciera una espléndida historia de vida en los años 70:
«las aspiraciones del protagonista son las mismas que las de otros muchos hombres y mujeres del pasado y del presente: queremos trabajar, tenemos derecho a trabajar, derecho a la dignidad, no a la caridad que atenta contra la dignidad; sí a la solidaridad, la defensa de los hijos, etcétera».
Estas palabras son aún hoy la identidad compartida de los habitantes del Noroeste.

3. ¿APUESTAN POR LAS MANCOMUNIDADES COMO LA DE SERVICIOS SOCIALES O TURÍSTICAS?
Nos parece una infraestructura pública indispensable para afrontar de forma compartida los problemas comunes que tienen los municipios del Noroeste. Las mancomunidades de servicios sociales, de fomento del turismo u otras deben ser la base de esa identidad de comarca de la que se hablaba en la pregunta anterior.
Debemos tener muy claro que el futuro de territorios rurales como los del Noroeste pasa por la cooperación entre municipios y por los servicios públicos. Tenemos que tener claro que el bienestar alcanzado por las gentes del Noroeste en las últimas décadas ha sido gracias a la conquista de derechos sociales colectivos que se expresan en una importante infraestructura de servicios públicos. Hoy toca defender esta infraestructura pública sin la cual el Noroeste volvería al subdesarrollo. Las políticas de austeridad del Partido Popular que han desmantelado la red de cuidado y atención a la dependencia o que han afectado negativamente a la sanidad o la educación, suponen para el Noroeste poner en peligro una de las bases fundamentales de su desarrollo y bienestar de las últimas décadas. Por ello, son tan necesarias las políticas de cooperación intermunicipal y de desarrollo de mancomunidades.
4. LA APROBACIÓN DEL TTIP, ¿QUÉ SUPONDRÁ PARA LA COMARCA DEL NOROESTE?

Este acuerdo de liberalización comercial entre USA y la UE le da un enorme poder a la movilidad de las inversiones de las grandes trasnacionales que están ávidas de apropiarse de los recursos públicos o de los recursos naturales de los territorios. Esta lógica de acumulación de capital por desposesión puede afectar profundamente al Noroeste pues es un territorio muy rico en riquezas naturales. Es perfectamente posible que con el TTIP en el Noroeste se abra la posibilidad de una explotación de los acuíferos por parte del capital transnacional o un desarrollo de la técnica del fracking. O asistamos a la privatización de servicios públicos como la Mancomunidad del Taibilla. Con el TTIP los territorios pierden el control de sus recursos locales, la democracia municipal se degrada e instituciones reguladoras de bienes comunes como las Comunidades de Regantes se ven seriamente cuestionadas.