MARIANA PÉREZ ALMAGRO/GERENTE Y TATUADORA EN SKULLS LADY TATTOO AND GALLERY

Aunque la verdad, no es ninguna moda ni novedad, pues lo que surgió como broma  allá por 1994, hace que cientos de personas luzcan orgullosas logos de grandes marcas tatuados en sus pieles, y personalmente, es algo que a mí me sigue asombrando.

Cuando hace unos días leí un titular que decía: “Influencer  gana más de 11.000 euros vendiendo publicidad en su piel en forma de tatuajes.” Recordé una foto que vi hace años, un señor americano plagado de tatuajes de marcas, y pensé, ¿en qué momento, y por qué se convierte el lienzo de un cuerpo en una valla publicitaria? El por qué podemos intuirlo, una generosa cantidad de dinero.

Lo cierto es que vivimos rodeados de publicidad, a todas horas en todos sitios nos aparecen. Interminables anuncios de tv y radio, banners y vallas publicitarias cada dos metros, pegatinas, camisetas y todo tipo de merchandising, bombardean nuestros sentidos continuamente y ahora también nuestras pieles.

Egor Onopko, conocido en redes sociales como Onokonda, es un influencer Ruso que se “gana” la vida subiendo contenido sobre su vida cotidiana y videos donde gasta bromas. Ahora ha dado un paso más en la venta de su imagen, una idea que aunque no ha inventado él, ha tenido muchísima visibilidad en estas ultimas semanas.

Y para quien piense: me los hago y luego me los borro. Os diré que no, ya que para recibir esa suculenta cantidad de dinero hay un contrato, en el que obliga a su portador a llevarlos de por vida, sin eliminarlos con láser o taparlos con otros tatuajes.

Según Onokonda estos son los primeros. Le han ofrecido tatuarse más marcas, en lugares visibles y en otros no tan visibles, que según él de momento, no está dispuesto a enseñar.

¿Caerá finalmente en la tentación?