El presidente de la Fundación Jesús Abandonado, José Moreno Espinosa, y el presidente de Reina Group, Alfonso López Rueda, han firmado un convenio de colaboración mediante el que la empresa de Caravaca de la Cruz se compromete a apoyar la construcción del nuevo edificio de Talleres de Recuperación Personal que la Fundación está levantando junto a su Centro de Acogida de la Carretera de Santa Catalina (Murcia).

 El encuentro tenía lugar la pasada semana en Caravaca de la Cruz, bajo las más estrictas medidas de seguridad que exigen las actuales circunstancias de la pandemia. Durante la visita, los representantes de ambas instituciones acordaban seguir trabajando de forma conjunta en favor de los usuarios de Jesús Abandonado, mediante acciones que vertebren la dignificación de la persona a través de su plena integración en la sociedad.

El presidente de Reina Group, Alfonso López, destacaba la gran labor que la Fundación viene desempeñando desde hace años en favor de la recuperación personal e inclusión sociolaboral de sus usuarios con proyectos tan emblemáticos como el de los Talleres de Recuperación Personal, el Centro de Empleo y Formación, el Centro de Día, el Centro de Acogida o el Comedor Social.

El presidente de Jesús Abandonado, José Moreno, agradecía la gran apuesta de la empresa de Caravaca de la Cruz en todas las iniciativas benéficas que se presentan en su entorno y que demuestran el lado más generoso y solidario de sus responsables. Además, Moreno aprovechó la ocasión para felicitar a Alfonso López Rueda por el inicio del expediente para ser nombrado Hijo Predilecto de la Ciudad de la Cruz y a cuyo expediente se había sumado con anterioridad el Patronato de la Fundación.

Los representantes de Jesús Abandonado mostraron, por su parte, la necesidad de dignificar la situación actual de los talleres ocupacionales de cestería, de cerámica, de carpintería y de teatro que, junto a su centro de formación y empleo, intentan aproximar a los usuarios al mercado laboral, fomentar habilidades manuales e incentivar el trabajo en equipo. Durante la firma del convenio, ambas entidades abordaron la situación de la obra y la gran adhesión en la consecución de este proyecto que está teniendo el empresariado murciano.

El edificio de Talleres de Recuperación Personal contará con tres plantas que albergarán un almacén, un horno de trabajo, sala multiusos, zona de pintura, zona de esmaltado, sala común, biblioteca, salón comedor, cocina, capilla y terraza. Además, las plantas superiores contarán con diez habitaciones para los usuarios y seis despachos para los trabajadores de la Fundación.

 

 

page3image3708912 page3image3709120