GLORIA GÓMEZ/Concejala socialista en el Ayuntamiento de Caravaca

El gobierno municipal del pacto PP-CS nos vende una y otra vez que gracias a su ‘magnífica gestión’ la situación del consistorio ha mejorado considerablemente. Pero por repetirlo hasta la saciedad, esta afirmación no se convierte en realidad por sí sola.

Es cierto que la situación económica ha mejorado, pero los motivos son muy distintos a los que nos quieren hacer creer repitiendo como papagayos.

El Gobierno de España en 2014 tuvo que salir al salvamento de muchos Ayuntamientos endeudados y que no podían pagar a sus proveedores, entre ellos el Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz. Esto se hizo a través del Fondo para la Financiación de los Pagos a Proveedores.

La realidad es que los fondos de ordenación actuales y que saca el Gobierno de Pedro Sánchez, nada tienen que ver con los fondos de ordenación de M. Rajoy, y las condiciones ahora son mucho más beneficiosas y positivas para los ayuntamientos en riesgo financiero como el nuestro.

Las medidas de apoyo financiero que el Gobierno de la Nación aprobó en octubre de 2019 y que eran solo para los ayuntamientos que se encuentran en riesgo financiero, entre los que nos incluimos, venían para mejorar las condiciones financieras de los préstamos ligados al Fondo (al que tuvimos que adherirnos en 2015 gracias a los derroches y malas decisiones del PP) y poder cumplir así con los pagos de las cuotas de los préstamos adquiridos.

Con estas medidas de apoyo financiero, los préstamos formalizados se han podido agrupar en un solo crédito y se han mejorado las condiciones financieras en los periodos de amortización y carencia.

Nos hemos beneficiado de la ampliación del período de amortización de 10 a 20 años de los préstamos formalizados con este Fondo y el actual gobierno municipal, que tanto presume de sus medidas y decisiones, ha tenido dos años de carencia con estas medidas

tomadas por Pedro Sánchez. Es decir, que en los dos primeros años de alcaldía de José Francisco García (2020 y 2021), no han tenido que pagar estos préstamos y han podido generar ahorros durante estos dos ejercicios y tener así un mayor margen de maniobra financiero y poder cumplir con sus obligaciones de pago.

Gracias al Ministerio de Hacienda, del que tanto se queja el alcalde, hace dos años el Ayuntamiento de Caravaca tuvo más de 1.300.000 euros más para gastar con estos fondos, el año pasado otro 1.148.509€ más y este año 863.506,42€ y encima sin tener que pagar a los bancos la deuda durante dos años.

Si a esto le sumamos que este año 2022, la participación en Tributos del Estado ha subido en 700.000€ más que en 2021, un 2,5% y que para el año 2023 ya está anunciada una subida del 5%, verán ustedes a qué se debe la mejoría de las arcas de nuestro ayuntamiento.

Y a todo esto, hay que añadir los gastos que no se han ejecutado en los dos años de restricciones debido a la pandemia. Gastos de fiestas y otras miles de actividades culturales, deportivas, etcétera que, por desgracia, no se han podido realizar.

Así es como ha bajado el Periodo Medio de pago a Proveedores. No es algo que haya nacido del buen hacer del alcalde o del concejal de hacienda, sino que ha sido gracias a que tenemos un gobierno de la nación progresista, con medidas progresistas.

Pero aún así, ellos solo saben quejarse. Quejarse de algo que ha provocado el PP. Porque si ellos no hubieran endeudado a Caravaca, como lo hicieron, no estaríamos hablando siempre de lo mal que están las arcas de Ayuntamiento