Pedro Antonio Hurtado García

Mark William Lanegan (25-11-1964, Ellensburg-Condado de Kittitas-Washington-EE.UU./22-02-2022, Killarney-Condado de Kerry-Irlanda), conocido artísticamente como Mark Lanegan, compositor, guitarrista, cantautor y vocalista que debe su popularidad a su condición de exlíder de la acreditada banda “Screaming Trees”, amén de su notable éxito como solista. La citada formación recibe su nombre por la denominación de un pedal de distorsión para guitarra eléctrica. El género practicado por la agrupación se centró en el grunge, fenómeno de moda en Seattle, ciudad vecina de Ellensburg, donde estalló tal movimiento.

Menos suerte que otros colegas.- Siendo considerada “Screaming Trees” una de las bandas impulsoras del mencionado estilo, el grupo no logró el intenso éxito alcanzado por formaciones de semejante naturaleza, como “Nirvana”, “Alice In Chains”, “Soundgarden” o “Pearl Jam”. Grabó más de una decena de discos de estudio, formando parte, igualmente, de las agrupaciones “Mad Season”, “The Gutter Twins”, “Soulsavers”, “The Twilight Singers” y “Queens of the Stone Age”.

Múltiples colaboraciones.- Por añadidura, colaboró con músicos como Nick Cave, Slash, Duke Garwood, Isobel Campbell, Moby y otros prestigiosos de la escena musical. ​En marzo de 2021, fue hospitalizado con un diagnóstico grave de coronavirus, hallándose al borde de la muerte. La enfermedad le dejó temporalmente sordo, con dificultades para caminar y serios episodios de coma. ​Sin embargo, su muerte se produjo en su casa de Killarney-Irlanda, con unos jóvenes 57 años. ​

Sin discográficas.- Antes, Mark Lanegan comenzó carrera en solitario con ciertos guiños al blues e invitando, para algunas grabaciones, a Kurt Cobain y Krist Novoselic, de “Nirvana” y a Mark Pickerel, baterista original de “Screaming Trees”. Su segundo álbum está registrado en 1994 bajo el título de “Whiskey for the Holy Ghost”, remarcando el sonido blues. Un año después, colabora con el prestigioso grupo grunge “Mad Season” en su único álbum, “Above”, figurando en dos canciones en las que presta ayuda a la composición e interpretando parte de ellas. En 1996, volvió a trabajar con “Screaming Trees”, grabando “Dust”, último plástico de la banda, que se disolvería en el año 2000, debido a no encontrar discográficas con las que trabajar. El resto de su carrera podemos definirlo como el de un prestigioso colaborador para muchos artistas, trabajador incansable, enamorado de su profesión y gran músico, codiciado entre las mejores formaciones, a las que inyectaba sabiduría, conocimientos y su dilatado bagaje artístico.

Descanse en paz. Buenos días.