JUANA Mª MARÍN/CONCEJAL DE IU-VERDES CARAVACA

Durante el pasado pleno el Partido Popular volvió a ningunear a nuestro grupo municipal refiriéndose a la propuesta, del inicio de legislatura del Partido socialista, de que Juan Berbell dirigiese la concejalía de Hacienda. ¡Qué desastre! Un contable y persona con experiencia en gestión llevando la concejalía de Hacienda. ¡Perdón! ¡Es un radical de izquierdas!, piropo que nos lanzaron el lunes y que parecía olvidado por la maquinaria comunicativa de los partidos de “centro-derecha”.

Lo mismo Juan Berbell hubiese dejado otra deuda de casi 40 millones de euros pero eso nunca lo sabremos. Lo que sí sabemos es cuál ha sido la gestión del Partido Popular de Caravaca y también sabemos que no les gusta hablar del pasado. ¡Vaya!

Su gestión empezaba por aprobar unos presupuestos municipales en julio, teniendo mayoría absoluta,  o presentando las cuentas generales fuera de plazo. Pero ahora exigen al Partido Socialista que lo haga en los plazos exactos, aun teniendo que consensuar con los demás grupos políticos, que han querido sentarse a proponer, lo que conlleva un poquito más de tiempo.

Si continuamos con su gestión encontramos que compran la empresa Caravaca Jubilar por un euro, si, por un euro, adquiriendo la deuda contraída por la empresa que no eran más que 750 mil euros. Un gran regalo para el Ayuntamiento de Caravaca que va a hacerse cargo de la deuda de una empresa ruinosa que ustedes adquirieron.

Construyeron una gran mole de hormigón que debió ser un Auditorio, a mi parecer innecesario para una localidad como Caravaca, en el que gastaron unos 5 millones de euros, arriba o abajo, y que aún no sabemos muy bien cómo va a terminar. Imagínense cuantas calles se podrían haber arreglado con 5 millones de euros.

Continuamos…. ¿Recuerdan la UTE? Otros 10 u 11 millones de euros tirados a la basura. La UTE debía construir la piscina municipal, el nuevo campo de fútbol, que nunca se hizo, el arreglo de la Gran Vía o un Centro de Interpretación en el entorno de los Molinos. Todo ha resultado un éxito para la ciudad, además de ir incrementando la deuda.

La Glorieta….ese paseo que hoy en día no es ni sombra de lo que fue y que merecería otro arreglo inmediato por su estado actual. La Glorieta que jamás se inauguró y que ustedes permitieron que se convirtiera en lo que hoy en día sufrimos.

La privatización de la empresa de la basura o de la zona azul. Una zona azul que en vez de pagar el canon establecido al ayuntamiento era el ayuntamiento el que pagaba a la zona azul. Y una empresa de recogida de basuras que, por lo visto, no cumple con sus funciones a la vista de la situación de nuestras calles.

La replica de la Cuesta de los Caballos del vino….sin permisos de medio ambiente y denunciada por las autoridades competentes. ¿Una cuesta ilegal? ¿Esa es la gestión que queremos de nuestro ayuntamiento?

Seguro que dentro de su gran gestión me he dejado algo en el tintero pero a la vista está que ha sido una gran gestión, seguramente insuperable para la que podríamos haber hecho desde este humilde grupo municipal de radicales de izquierdas.

Otro de sus ataques hacia nuestro grupo fue nuestra falta de propuestas. No es la primera vez que alude a que no trabajamos lo suficiente. Pues bien, tenemos que decirles que a pesar de que tenemos solamente un cuarto de representación con respecto a ustedes quizá hayamos conseguido  algunas cosas interesantes para la vida de nuestros vecinos, como por ejemplo ayudas directas en servicios sociales,  aumento de gasto en cultura,  ayudas para rehabilitación de fachadas y cubiertas en el casco antiguo, bajada del IBI,  municipalización de la oficina recaudatoria, el reconocimiento de nuestro vecino Juan Aznar, deportado en Mathausen, la retirada del cuadro de Franco, haciendo así cumplir la Ley de Memoria Histórica en nuestro Ayuntamiento, pequeñas reparaciones en algunos centros educativos…. Todo esto lo hemos conseguido a través de propuestas constructivas, de diálogo, reuniones, llamadas telefónicas y siempre pensando en el beneficio del pueblo, no en nuestro rédito electoral que quizá hasta para eso hayamos cometido errores típicos de novatos. Ustedes proponen, a veces haciendo trampa, porque son conocedores de lo que es y no realizable, así que un poco más de respeto que no están ustedes en disposición de ningunearnos.