AYUNTAMIENTO DE CARAVACA

Una vez superada la situación de máxima alerta del sistema sanitario, los centros de Atención Primaria de las pedanías de Caravaca de la Cruz comienzan a recuperar de forma paulatina su actividad de consultas comunes, bajo cita previa.

“Según nos confirmaron fuentes del área IV de Salud, la apertura de los consultorios se ha previsto de forma progresiva a lo largo de la fase 1, retomando sus horarios y servicios habituales. La previsión es que esta situación permanezca así hasta finales de mayo, siempre y cuando las circunstancias no hagan retroceder en las decisiones”, ha informado la concejal responsable de las áreas de Sanidad y Servicios Públicos en el Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz, Mónica Sánchez.

“Desde el Ayuntamiento de Caravaca se está trabajando en la desinfección de interiores y exteriores para que las instalaciones de los consultorios estén en perfecto estado”, ha añadido.

La concejal ha agradecido la compresión de los vecinos durante estas semanas en las que el sistema sanitario ha tenido que extremar la seguridad y prepararse para hacer frente a una situación sin precedentes, suspendiendo algunos de sus servicios. Igualmente, ha reconocido el esfuerzo y la eficacia de la Consejería de Salud para coordinar la desescalada y restablecer la atención normalizada en cuanto las circunstancias lo vayan permitiendo.

Los consultorios de las pedanías altas de El Moral, Los Royos y El Moralejo abrieron sus puertas el lunes 11 de mayo. El centro médico de Archivel lo hará el miércoles 13 de mayo y partir del lunes 18 de mayo prestará servicio el consultorio con sede en La Almudema.

Dentro de esta apertura progresiva de los consultorios de pedanías durante la fase 1 del estado de alarma, los siguientes en abrir sus puertas serán los de Benablón, Caneja, La Encarnación, Los Prados, Navares, Pinilla y Singla, según las indicaciones de las autoridades sanitarias.

En estos consultorios, según ha detallado la concejal, por el momento no se atenderán a los pacientes con síntomas respiratorios o asociados al coronavirus, que continuarán siendo derivados al Centro de Salud de Barranda, donde están todas las medidas garantizadas tanto para pacientes como para sanitarios, como así ha sido desde el inicio del estado de alarma”.

La emergencia vivida durante las primeras semanas del estado de alarma y los protocolos del dispositivo preventivo sanitario y de seguridad para frenar la pandemia, obligó a la Consejería de Salud a la reorganización y agrupación de medios humanos y materiales, a petición de las distintas gerencias de Salud de la Región.

El Centro de Salud de Barranda ha permanecido abierto en todo momento y en él se ha prestado atención tanto a vecinos de los distintos núcleos rurales con síntomas respiratorios, como sin ellos, cumpliendo con las indicaciones de protección de doble circulación de pacientes y evitando compartir los mismos espacios.