FRANCISCO MARTÍNEZ LÓPEZ

Durante estos primeros meses del curso escolar, los alumnos de tercer y cuarto curso del colegio público La Tercia, de la pedanía moratallera de Benizar, han llevado a cabo un proyecto de educación artística en el que, estos pequeños artistas, han recreado algunos de los cuadros más famosos de la historia de la pintura. Leonardo Da Vinci, Van Gogh, Picasso, Miró o Munch, y otros más contemporáneos como Banksy, han sido objeto de estudio a través de sus obras más conocidas. De esta manera los pasillos de este colegio del Noroeste murciano se han convertido en una pequeña pinacoteca en la que nos podemos encontrar con recreaciones tales como: la Mona Lisa, Los Girasoles, El Grito y hasta un mural del propio Guernica.

El proyecto, desde el que se interrelacionan el resto de las áreas, ha servido para conocer la época en la que fueron pintadas estas obras, las anécdotas que las han acompañado, y los diferentes estilos y técnicas que utilizaron los grandes maestros de la pintura, desde el Renacimiento hasta el graffiti más actual. Toda una experiencia que va más allá del arte.

La expresión artística, en cualquiera de sus modalidades, implica que el niño corra riesgos, rompa reglas, cometa errores y sobre todo, que se divierta aprendiendo. El arte enseña al niño a ser más tolerante y más abierto, a trabajar de forma individual y en equipo, a aumentar su confianza, le hace estar orgulloso de sus creaciones y fomenta el espíritu crítico, y nos muestra que, lejos de ser un área menor, la Educación Artística, tanto en su vertiente musical, dramática o pictórica, es una poderosa herramienta didáctica para el desarrollo integral del niño. Ahora toca disfrutar del resultado de este proyecto mientras se pone en marcha el siguiente, que también perseguirá que los nuestros alumnos y alumnas se expresen, aprendan  y se diviertan a través del arte.