PEDRO ANTONIO HURTADO GARCÍA

FOTOGRAFÍAS: R. MELLADO/JAZZ SAN JAVIER

Noche especial y exclusiva, el día 12, para los americanos, de Miami, “The Mavericks”, multipremiados, incluso, con un Grammy, en 1996. Alberto Nieto solicita que se demore el baile en el foso hasta llegada la última media hora de concierto, respetando la visibilidad de las primeras filas, tarea nada sencilla con la música de esta banda. “Cinco años luchando por hacerles presentes en ‘Jazz San Javier’. Además, soy un gran fan del grupo”, sentenció Nieto. La revolución y la alegría aterriza con estos progresistas del country, western swing y multitud de géneros que ejecutan con una impresionante maestría. Conectan rápidamente con el público a ritmo de country estilizado, camino de lo sinfónico y con una instrumentación magistral. Todo con exquisita brillantez. Lleno hasta la bandera en el auditorio del “Parque Almansa”. También, un bloque de baladas de un lujo envidiable. La ofrecida como instrumental, apta para cerrar los ojos y sentir sus compases. “La Múcura” comienza a inquietar los tendidos deseosos de baile. En instantes e irremediablemente, se llenó el foso. Y, con “Guantanamera”, se abarrotó totalmente. Y, luego, con “Twist and shout”, hicieron enloquecer a la concurrencia. Sin perder su línea de música seria y extraordinariamente ejecutada, cubren los “bises”, pero el contagio de diversión es generalizado y les anima a ofrecer una colección de canciones verbeneras, ritmo de “twist” o rockabilly para complacer a todos. Nunca un lleno tan completo dejó tantos asientos libres, ya que estaba, prácticamente, todo el mundo de pie, moviendo el esqueleto. Divertido, riguroso, profesional y brillante. Con los importantes invitados a los que la formación dio cabida, se nos ofreció una auténtica orquesta de lujo, como se demostró en los numerosos “solos” realizados: Raúl Malo (cantante y guitarra); Eddie Pérez (guitarras); Jerry Dale McFadden (teclados y cantante); Paul Deakin (baterista); Max Abrams (saxo); Julio Díaz (trompeta); Ed Friedland (contrabajo), y Michael Guerra (acordeón).

Concierto de Kenney Garret Quintet el 13 de julio en el XXI Festival de Jazz de San Javier

Concierto de Kenney Garret Quintet el 13 de julio en el XXI Festival de Jazz de San Javier

Keyon Harrold Quintet.-Documentada trompeta y virtuosismo de un joven músico que atesora prodigiosa voz y se hace acompañar por excelentes instrumentistas para ofrecer el jazz más auténtico con su metal de tres pistones que, este año, representa el cartel oficial del festival. Keyon Harrold es una estrella consumada con un futuro por delante que marcará nivel, seguro. Invitó a Andrea Pizziconi, cuya voz, a dúo, con él, y en solitario, convertía el jazz en más cadencioso hasta transformarlo en miel e inalcanzables y poderosos sabores. El de Ferguson (Misuri) se ha convertido en el trompetista del momento y la autorizada opinión de Wynton Marsalis le ha catalogado como “El futuro de la trompeta”. Un jazzista de muchísimos quilates. Julius Rodríguez (piano y teclados); Nir Felder (guitarra); Burniss Travis (bajo); Cahrles Haynes (batería).

Zalon “The Soul Experience”.-Metales, coristas, nutrida banda y soul de altura, desde el rítmico James Brown hasta el relajado Ben E. King, pasando por melodías identificadas con Billy Paul, Percy Sledge y todos los “grandes”, sonando éxitos como “Sex machine” o “Stand by me”. Zalon “se asomó” al mundo interpretativo como líder del coro de la desaparecida Amy Winehouse, pero, actualmente, está considerado como uno de los más distinguidos del soul del Reino Unido. Revolucionó el “Parque Almansa”, bajando al foso, subiendo a las gradas y chocando la mano a todo el mundo. Se ganó al público con un soul de categoría, cantó sin importarle el tiempo, sus tres coristas le siguieron incansablemente y ofrecieron trabajadas y muy vistosas coreografías al ritmo de una banda de músicos muy profesionales: Johnny Chung (saxo); Chris Colbran (trombón); Mike Mason (trompeta): José Benítez (batería); Enric Peinado (guitarra); Pedro Campos (bajo); Gabriel Zenni (piano y teclados) y Portia Harry, Gemma Chambers y Dion Howell (cantantes y coristas). Espectacular y selecto para completar, junto a Keyon Harrold, el doble programa del día 13.

Joao Bosco.-Cuando se tiene un fenómeno por baterista (Kiko Freitas), un virtuoso como guitarrista (Ricardo Silveira) y un maestro en el bajo (Joao Baptista), resulta sencillo conseguir música sosegada, tranquila, melodiosa y con el soniquete que aporta la letra del idioma carioca, siempre agradable e identificador. Y en esa línea sedimentó su concierto el veterano maestro Joao Bosco, este brasileño que abandonó su profesión de ingeniero porque se supo seguro y cómodo brillando con su voz potente y clara que, además, adorna con un silbido limpio y prodigioso, hasta consolidarse como gran compositor y distinguido representante de la música de su país. ¡¡¡Sensacional!!!.

Kenny Garrett Quintet.-Que el prestigioso “Washington Post” le catalogue como “el más importante saxofonista alto de su generación” o que el no menos reputado “New York Times” diga que es “Uno de los más admirados saxofonistas altos en el jazz, después de Charlie Parker”, que atesore valorados premios, con Grammy incluído, hace que sus compromisos sean más firmes, serios y exigentes. Pero si, luego, llega al “Parque Almansa” y lo ratifica con creces, no hay más que hablar. Completó el doble programa del día 14, junto a Joao Bosco. Al piano, Vernell Brow; Corcoran Holt (contrabajo); Samuel Laviso (batería) y Rudy Bird (percusión). No nos queda más página, salvo para decir que fue auténtico y extraordinario jazz y desearles “buenos días”.