MICAELA FERNÁNDEZ

El pasado 28 de octubre se presentaba la Guía Patrimonio Cultural de Yéchar, un trabajo que recopila las fotografías que se realizaron en un fotomaratón celebrado en 2019 donde los vecinos de esta pedanía muleña captaron con sus cámaras algunos de los espacios de importancia cultural y patrimonial más importantes de Yéchar.

El Abrigo de Justo en Yéchar

El alcalde de Mula, Juan Jesús Moreno, acompañaba a Teresa Fernández Azorín y Pedro Lucas Salcedo, integrantes de la Sociedad de Estudios Historiológicos y Etnográficos, así como al presidente de la Junta Vecinal de Yéchar, Juan Francisco Ruiz, en la presentación de esta guía, elaborada por la concejalía de Cultura y Patrimonio Histórico pero que muestra todo el patrimonio de Yéchar.

Hablamos con Pedro Lucas sobre esta guía y su importancia para esta pedanía muleña.

¿Qué significado tiene esta guía para la pedanía de Yéchar?

Hay un proyecto más general que venimos desarrollando desde la Sociedad de Estudios Historiológicos y Etnográficos en Yéchar. Desde que empezamos a trabajar allí, a través del arte rupestre, cimos que había mucha implicación y muchas ganas por parte de los vecinos de Yéchar por mostrar todo lo que esta pedanía albergaba y difundir esa cultura y patrimonio local.

Eso nos llevó a articular una serie de acciones, entre ellas excursiones como un fotomaratón, fruto del que se realizaron una serie de imágenes que son, las que componen esta guía.

Desde que conocemos hay restos de diversas épocas en Yéchar.

Prehistoria desde el Paleolítico, pinturas ruprestes, del Neolítico, tiene una parte romana, clásica, íbera e incluso islámica, todo ello unido a las costumbres y la manera de ser de los yechanos. Realmente Yéchar es una completa desconocida.

Yéchar siempre ha guardado una serie de mitos y de leyendas en torno a la arqueología y a la historia antigua. Gracias a la propia gente del pueblo hemos articulado una serie de ac ciones que nos ha llevado a puntos muy interesantes para poner en valor. Más adelante, junto con el Ayuntamiento e incluso con Fondos Europeos, podamos articular una ruta donde mostrarlo todo, pero sí que es cierto que tiene todavía muchos contenidos inéditos y sorprende que una localidad pequeña tenga tanta historia y tanta cultural material.

¿Cuáles serían los exponentes más importantes?

Por supuesto el Abrigo de Justo. Es la punta del iceberg y gracios a este empezamos a trabajar en la localidad. El abrigo alberga pinturas ruprestres de dos épocas distintas, entre el Neolítico y la Edad de los Metales en la que dos pintores distintos realizaron unas obras de arte en las paredes de esa cavidad.

No son menos importantes las villas romanas o el poblado argárico lo que localiza la fundación de Yéchar en un momento muy temprano, a finales de la Prehistoria. Aunque suene un poco exagerado, Yéchar es una localidad milenaria, ha habido población desde siempre, ha sido un sitio de paso entre distintos territorios, un sitio especial donde ha habido agua, donde han habido recursos y de ahí su importancia a nivel arqueológico, histórico, prehistórico e incluso medieval ya que hay restos bastante interesantes. De hecho, aunque no está documentado, hay una leyenda sobre el antiguo Reino de Yéchar e incluso referencias a una antigua Torre que servía de refugio. Quizá haya sorpresas en este sentido más adelante.

¿Gran parte de su conservación se debe al hecho de que los restos no son accesibles?

Realmente los restos, la gran mayoría, no afloran bien conservados ni hablamos de monumentalismos pero sí que son restos que han sido sepultados por el carácter agrario de esta zona y puede que hayan cosas de interés, pero todo ello forma parte de un proyecto a más largo plazo. Queremos programar con el Ayuntamiento una serie de catas y sondeos y poder dar un poco más de luz.

Teresa será la que llevaría toda esa parte más arqueológica, pero bueno, todavía está fragüándose.

¿Cómo se puede adquirir la guía?

La guía se ha digitalizado y está en Internet, a través de diversos enlaces y cuentas de la Sociedad de Estudios. Las guías físicas se van a repartir por el pueblo, en las Bibliotecas y quizá empezamos a pensar en una segunda edición.

¿Cuál es vuestro próximo trabajo en Yéchar?

Estamos trabajando en un proyecto más amplio de carácter audiovisual. Vamos a hacer algunas acciones de distinto tipo con algunos restos, recoger testimonios, recopilar fotografías antiguas y luego todo ello esperamos que en su conjunto nos permita desarrollar un proyecto audiovisual documental que sería inmensamente intesante y en el que volverían a participar los vecinos de la pedanía.