MICAELA FERNÁNDEZ

Juan Boluda dirige la Asociación de Comerciantes y Hosteleros de Mula (Acohomul). Desde el inicio de la crisis tanto él personalmente como a través del gestor asociado a Acohomul han estado en contacto directo e informando de todos los cambios y dudas planteadas por los comerciantes de Mula, tanto aquellos que han visto suspendida su actividad por el Covid-19 como aquellos que se mantenían abiertos.

En estos momentos trabaja, junto al Ayuntamiento de Mula, en buscar alternativas que puedan beneficiar a los establecimientos muleños en la reapertura paulatina de sus comercios.

¿Cómo está siendo la situación respecto al comercio y la hostelería en Mula durante este periodo de crisis sanitaria?

La situación está siendo caótica y aunque hemos intentado trasladar a nuestros asociados todas las medidas y cambios que se iban sucediendo por los continuos decretos que se aprobaban, hay muchos sectores distintos y con unas necesidades diferenciadas. En la medida de lo posible hemos intentado solucionar las dudas que iban surgiendo pero están siendo momentos muy complicados y la incertidumbre de lo que va a pasar es mucha en todos los sentidos.

¿Cuáles son las principales medidas que se han tomado desde la Asociación de Comerciantes?

Como decía, hemos ido manteniendo informados en todo momento a los comerciantes y hosteleros sobre la situación, tanto de ayudas económicas como medidas sanitarias para aquellos que se mantenían abiertos por ser establecimientos esenciales. Ha habido un exceso de información por canales muy diversos y eso nos ha llevado a la confusión. Desde el primer momento tratamos únicamente con las fuentes oficiales y así lo trasladamos a nuestros asociados.

¿Cómo está siendo el trabajo con el Ayuntamiento de Mula?

Satisfactorio. Se están haciendo videoconferencias con los distintos sectores del comercio muleño para conocer las necesidades y problemas que surgen desde cada uno de ellos, desde talleres, peluquerías, comercio, hostelería… También estamos teniendo contacto telefónico casi a diario con el alcalde y concejales vinculados con el sector.

¿Qué opina de las medidas económicas y de revalorización de la actividad económica que se ha propuesto desde el Ayuntamiento?, ¿se podrían incluir otras propuestas?

Agradecemos el apoyo que se está recibiendo desde el Ayuntamiento económicamente y, además, se están estudiando nuevas propuestas.

¿Cuáles son las principales inquietudes que les trasladan los comerciantes?

Unas de las mayores inquietudes de los comerciantes es la pérdida del poder adquisitivo de sus clientes ya que muchos han sufrido ERTES o despidos y, además, uno de los focos del consumo de los comercios de nuestra localidad son los mismos comerciantes (retroalimentación) ya que se han visto mermados gravemente sus ingresos.

¿Y en el sector hostelero?

Si la situación del comercio es grave, pudiendo trabajar de forma muy limitada, imagínese la hostelería cerrada al cien por cien desde el inicio del estado de alarma.

¿Cuáles son los sectores que están sufriendo más esta situación?

Todos. Por un lado la hostelería cerrada al cien por cien y por otro lado el comercio como hemos mencionado antes trabajando muy limitadamente y ambos haciendo frente a todos sus gastos fijos.

¿Cómo ha sido el trabajo y protección de aquellos establecimientos que se han mantenido abiertos durante el confinamiento?

Desde el primer momento, todo el pequeño comercio tomó medidas de protección tanto de sus empleados como clientes, con el sobrecoste y esfuerzo económico que para una pequeña superficie esto supone.

Desde hace días, algunos establecimientos de hostelería están trabajando a través del servicio a domicilio y ahora ya incluso con pedidos para llevar, ¿cómo está funcionando?, ¿hay reclamo entre los vecinos?

El servicio de hostelería que tradicionalmente presta servicio a domicilio como son las pizzerías o bocaterías sí tienen reclamo dentro de las limitaciones y disminución de la demanda. El resto empieza a abrirse mercado.

Tanto para el comercio y hostelería, ¿tenemos que aprender a vender de una manera más virtual a través de canales digitales?, ¿están trabajando en alguna propuesta al respecto?

Sí, se deben modernizar los sectores y desde la Asociación de Comerciantes y Hosteleros trabajaremos para que los clientes se adapten a las nuevas tecnologías. Ya se están iniciando los trabajos, junto con el Ayuntamiento de Mula, en plataformas de venta online así como cursos tanto para vendedores como para compradores.

Se han perdido diversas campañas que funcionaban muy bien tanto para el comercio como para la hostelería, ¿se podrá recuperar en parte alguna de estas actividades comerciales o formará parte del capítulo de pérdidas?

No, porque son campañas puntuales dentro del calendario como pueden ser el Día del Padre, de la Madre o incluso la Semana Santa.

¿Están trabajando en alguna campaña comercial para después del confinamiento?

Estamos preparando un Plan de Dinamización junto con el Ayuntamiento para después del confinamiento.

¿Cómo ve a los comerciantes?, ¿cree que es posible la recuperación de la actividad en el municipio?

Hay un desánimo generalizado producido por la incertidumbre. Pese a esto creemos en una recuperación a medio plazo que nos de optimismo a todos comercios y establecimientos de hostelería.