La Policía Local de Caravaca de la Cruz ha desplegado en los últimos días controles preventivos de documentación y alcoholemia en las entradas y salidas del casco urbano y en los accesos a las pedanías de Archivel, Barranda, Singla, Navares y La Almudema. De esta forma, la Concejalía de Seguridad Ce Tráfico.

En total, los agentes controlaron un total de 157 vehículos, entre turismos y camiones, de los cuales seis fueron sancionados por infracción administrativa al sobrepasar la tasa de alcohol permitida y uno por circular sin la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) en vigor.

Tal y como ha destacado el concejal de Seguridad Ciudadana y Tráfico, Pedro Antonio Muñoz, «la Policía Local ha comprobado cómo la mayoría de los conductores circula con la documentación correspondiente en regla y que cada vez es mayor el número de conductores que se han concienciado con la tolerancia cero con el alcohol al volante, independientemente de la vía por la que circulen».

La Dirección General de Tráfico, a través de su jefatura en Murcia, invita a las policías locales a sumarse a campañas mensuales con controles preventivos y aleatorios de diversos tipos, como los de alcoholemia, drogas, cinturón, documentación y mercancías peligrosas, entre otras.

Una de las razones para seguir realizando este tipo de campañas es la constatación que el aumento de los controles preventivos es uno de los factores que está favoreciendo un cambio de comportamiento de los ciudadanos sobre esta materia, haciendo que el porcentaje de positivos en controles preventivos de alcoholemia haya descendido del 5% en 2001 al 1,7% en 2013.

A pesar de ello, el alcohol sigue estando presente como factor desencadenante en un tercio de los accidentes mortales y su presencia en la conducción dependiendo de la tasa, multiplica entre 2 y 15 el riesgo de sufrir un accidente.

El objetivo establecido en la Estrategia de Seguridad Vial 2011-2020 es bajar del 1% los positivos de alcoholemia en los controles preventivos aleatorios.