José Clemente Rubio García
Dentro de la amplia programación de las Jornadas de “UNA EDUCACIÓN PARA EL SIGLO XXI – Miradas desde las Ciencias y las Artes” que estamos celebrando en toda la Región de Murcia, hoy queremos traer la opinión del artífice de una de las actividades que vamos a traer a la Comarca del Noroeste. Hablamos con D. Alfonso Burgos Risco, director de la película/ documental LA MEMORIA DE LAS MANOS – EL LEGADO DE FREINET EN MURCIA, que atiende muy amablemente a nuestras preguntas:


– Una película documental es un reto importante y mucho más cuando es de larga duración. ¿Por qué y para qué decide meterse en este proyecto?
Todo empieza con la intención de hacer un documento sobre experiencias pedagógicas para conservarlas y poder difundirlas. La idea parte del Centro de Estudios sobre la Memoria Educativa (CEME) y un grupo de maestros jubilados de la Intersindical de enseñanza STERM con la colaboración directa de TvUM (Televisión Universidad de Murcia). En el documental se conectan dos investigaciones en disciplinas distintas que dan origen a “La Memoria de las Manos”.
Fue un reto inmenso, sin antecedentes similares en la Universidad de Murcia. Es la primera producción documental de una universidad pública con medios propios sobre la escuela pública, con humildad e ilusión, con profesionales y alumnos en prácticas. Quizá ese haya sido el secreto del éxito cosechado, porque el aprendizaje está presente en cada fase y escena del proyecto.
– Ha conseguido al día de hoy numerosos premios, tanto a nivel nacional como internacional. ¿Cual sería su mejor premio, caso de que no haya sido otorgado ya?
El proyecto no se planteó para ganar premios, pero hemos tenido la fortuna de que se ha valorado mucho la apuesta, el conjunto, la frescura y, por qué no decirlo, hasta lo exótico que es hablar del aprendizaje y la experiencia con un equipo que estaba aprendiendo a trabajar el formato de la propia obra. A nivel internacional y circunscribiéndonos al ámbito de cine independiente ha llegado el mayor número de galardones. Hasta la fecha hemos conseguido ocho premios, siete internacionales (a comienzos de este año hemos recibido el octavo, Premio de Plata en el Festival de California Film Awards 2016) y uno nacional, el Premio Manuel Bartolomé Cossió de la Sociedad para el Estudio del Patrimonio Histórico Educativo.
Que un premio sea suficiente o no está relacionado con tu ego. Los premios son un reconocimiento que un grupo de personas cualificadas decide para dar relevancia pública a tu trabajo. Al final son confirmaciones de que vas por buen camino, pero el mejor premio te lo dan los espectadores que han visto el documental y te lo comentan. Eso me transmite ilusión. El ver los ojos de los que vivieron una época en la escuela y de los más jóvenes que se ilusionan y se emocionan ante la posibilidad de hacer cosas de un modo distinto que no conocían. Ese es el mayor premio, la ilusión.
– ¿Por qué “La memoria de las manos”?
En primer lugar porque los protagonistas nos cuentan las variantes y técnicas que propiciaba el pedagogo francés Célestin Freinet en algunas escuelas públicas de nuestra Región en las décadas de los setenta y ochenta del siglo pasado y, en algunos de los casos, hasta en los días de hoy. La segunda razón del que el título sea así, tiene mucho que ver con el poema “La memoria de las manos” de Pedro Salinas, un poema maravilloso que nos habla precisamente de que el cuerpo recuerda, aprende y no olvida, pero el alma o la mente si “porque está dolida de tanto recordar”. Este juego me pareció acertado como reconocimiento a tantos y tantos maestros de la escuela pública de este país y que no tienen ningún reconocimiento por tanto bien que hicieron. Estos héroes olvidados espero que estén un poco menos olvidados.
– ¿Se pretende sólo recordar con la película lo que fue Célestin Freinet en su época y su influencia en la España de las últimas décadas del siglo pasado?
En el verano pasado tuvimos la oportunidad de proyectarla en el 43 ª Congreso Cooperativo de Escuela Popular en Almería. Fuimos testigos de las palabras que un maestro francés nos dedicó y que personalmente me emocionó, porque nos dijo que era la mejor película o documental que se había hecho sobre la figura de Freinet, el más completo y fiel. Y precisamente no tratamos de recrear cómo lo hizo él a principio de siglo pasado en Francia, sino que siguiendo sus ideas plasmamos cómo se adaptaron a nuestro contexto.
“La Memoria de las manos” mira hacia atrás para recordar, para recuperar, miramos al presente para concienciar y conservar, pero también miramos al futuro para ilusionar e inspirar.
– ¿Es una película dirigida a personas docentes o le puede decir algo a otros sectores de la población?
Depende de lo que busques como espectador. El documental es un hándicap para el público español porque no es un género mayoritario. La película retrata el amor por la educación y los esfuerzos de un pequeño grupo de maestros, por lo que quien trabaja en docencia o tiene relación con ella disfrutará. Las personas que ya han dejado la escuela la recordarán y las personas en formación verán alternativas de aprendizaje.
En un festival de Glasgow nos hicieron una reseña en la que invitaban a ver nuestro documental cualquier tarde de lluvia y con amigos para aprender algo nuevo, por lo que teniendo en cuenta lo que llueve en Escocia…., es una buena opción.

Gracias Alfonso por tu generosidad y nos vemos en el Noroeste.
DÍA 9 DE ENERO .: PROYECCIÓN CON PRESENTACIÓN DE LA PELICULA “LA MEMORIA DE LAS MANOS”.
TEATRO THUILLER – CARAVACA DE LA CRUZ – 19’30 horas
Nota: Entrada libre y gratuita hasta completar aforo.