JAIME PARRA

«Para mí está siendo una sorpresa, sabía que iba a estudiar Arte Dramático, y, a diferencia de trabajar con dos actores como Lola y Jesús que ya conocía, ella era una incógnita. Me ha parecido un diamante en bruto”.

El diamante en bruto es Gema de Gea, que este verano ha debutado como actriz en “Mambrú se fue al mercado”, y quien la ve como un diamante en bruto, como una esponja por su capacidad de aprender y le augura un gran futuro es Luis Leante, autor y director de la obra. Una obra teatral que se puede ver en el antiguo Convento de San José hasta el 29 de agosto.

Luis Leante tuvo claro que la quería en su “Mambrú”, ya que se la recomendó Lola Salcedo, protagonista de la obra junto a Jesús Martínez, que había tenido a Gema de Gea como alumna de su escuela de teatro.

Gema, que tiene 23 años, el próximo septiembre comenzará a cursar sus estudios en la Escuela Superior de Arte Dramático de Murcia.

Debutó con la fallecida profesora y escritora Encarna Reinón con “La dama del alba” haciendo de vieja en un papel pensado para un hombre.

Despúes cursó bachiller de Arte Dramático en el IES Ginés Pérez Chirinos, pero no lo acabó.

“Me desilusioné un poco quizá el miedo. Siempre te dicen por detrás: “éste es un mundo muy cerrado”“.

Pero la vocación estaba allí y también el talento (ésta es una cualidad que ha sorprendido a sus compañeros y a su director cómo por pura intuición, sin apenas haber trabajado la técnica todavía, se convierte en el personaje), y un día se acercó a la escuela de teatro de Lola. La mayoría de sus compañeros eran más jóvenes, pero no le importaba: había vuelto a encontrar su camino.

En Gema se da la contradicción de que sufre actuando pero lo disfruta a la vez. De carácter introvertido, en el Conservatorio, donde canta, se obligaba a actuar para vencer la timidez. Pero en “Mambrú” descubrió que esta vez los nervios tenían mucho que ver con el deseo de aparecer ya en escena.

Para verla hay que esperar hasta el tercer acto de esta actriz que no cierra puertas a nada: cine, teatro, televisión… incluso videojuegos.

La joven, que agradece que tanto Lola como Jesús como Luis la ha hayan llevado de la mano, recomienda la práctica del teatro: “te abres al mundo, la mente a otras formas de expresarte…”.