DIEGO MARÍN RUIZ

NUESTRO PATIO DE RECREO

Hay una frase controvertida, al hablar de historia, que se suele utilizar con cierta asiduidad: La historia se repite. Está claro que el significado cambia dependiendo de quién la pronuncie. Así, claro está, nos es más fácil explicar ciertos patrones de desarrollo, de migraciones, factores colectivos que influyen en las alternancias políticas… y un sinfín de movimientos sociológicos más. Evidentemente, esta pandemia del covid-19 ha sido la primera para mucha de la población mundial pero seguramente no será la última.

Para hablar de esto y mucho más, me acuerdo de Jesús Hidalgo, al que conocí en el último congreso de cronistas oficiales de la Región de Murcia y le invito a hacer una entrevista por videollamada. Jesús es cronista auxiliar de Cehegín (junto al cronista oficial, Abraham Ruiz Jiménez) y desempeña su labor profesional como Archivero municipal de Cehegín. Es licenciado en Geografía e Historia especializado en historia medieval, ha publicado varios libros de carácter histórico y tiene un par de novelas en su haber.

“En el año 2002 empiezo a trabajar en el  archivo municipal de Cehegín en el sentido estricto de archivo: Organizar, conservar y servir la documentación. También, mi trabajo me ha permitido compaginar con la investigación histórica.” Una investigación que ha realizado con un gran criterio y dedicación, lo que le valió para ser propuesto por el mismo cronista oficial y, posteriormente, nombrado cronista auxiliar del municipio.

El desconocimiento de nuestra historia muchas veces nos lleva a obviar aspectos de quienes somos: “La historia, al final, es la forma de conocernos a nosotros mismos, parece un tópico, pero, por ejemplo, no podemos comprender el Cehegín del año 2020 sin saber todo lo que ha pasado antes. Qué es el municipio, el territorio, se ha conformado en base a una sucesión de hechos que han ido pasando a lo largo del tiempo, somos el producto de lo que ha pasado antes. Por eso, los archivos son tan importantes, en ellos se guarda, se conserva, la memoria de la humanidad, la memoria de los pueblos.”

Este hecho, pone de manifiesto, esa creencia de que la historia se repite y encauzo la conversación para conocer su opinión. “En cierto sentido, el ser humano es muy predecible, así que de cierta manera si podemos afirmar que es cíclica. Aunque luego todo este sujeto a otro tipo de cuestiones, incluso de azar, que son determinantes en el suceso histórico. La historia de España está conformada en base a la historia de sus habitantes.” Quiero indagar sobre este aspecto y le lanzo una cuestión, ¿Qué puede aportar la historia local de un pueblo pequeño a la narrativa general de la historia de España?: “La historia de España a partir de la unidades de población, ya sean aldeas, pueblos ciudades… desde la base más pequeña se hace la más grande, y al final la población influye de manera determinante. De todas formas Cehegin no es un pueblo pequeño”. Y es cierto que el municipio ha crecido mucho en los últimos años,  llegando a los 15.000 habitantes.

“Si nos vamos al siglo XV o XVI, al hablar de las milicias populares que se forman en los distintos pueblos nos lleva a hablar del ejercito real que estaba conformado por estas.” Prosigue poniendo de manifiesto la importancia de la historia local.

Quiero conoce más sobre su trabajo en el archivo y empiezo por lo más básico: ¿Cuál es la función principal de un archivero? “En un archivo municipal la documentación se recibe, arregla y conserva para su posterior consulta en caso de que fuese necesario. Tenemos otros tipos de documentación la intermedia (entre 5 y 25 años) y la histórica. En el archivo municipal conservamos documentación desde el año 1507 hasta hoy día. Es una cantidad ingente de papeles, entre los que se encuentran casi  7.000 legajos distribuidos, en dos edificios.”

Hoy que la información inunda la red y la opinión pública, saliendo a la luz incluso informaciones reservadas, Jesús, me comenta el carácter de estos documentos. “Tenemos  documentación de acceso libre y otra de carácter restringido, pero este viene dado por el estado de conservación, por ley la información es pública. De todas formas, nosotros tenemos digitalizados desde 1507 a 1850 y se puede consultar por internet. Gracias al proyecto “Carmesí” se puede consultar este tipo de documentación de los municipios de la región desde casa.”

El proyecto “Carmesí” es una iniciativa que parte de la comunidad autónoma y la fundación Integra con la colaboración del archivo regional de Murcia y una serie de ayuntamientos para digitalizar información histórica. “En una primera fase se empezó con documentos medievales, después siglo XVI, XVII y XVIII. Actualmente se encuentra con el XIX, pero el coronavirus ha parado el proyecto un tiempo.  Es el proyecto más importante que se ha llevado a cabo en este sentido.”

¿Qué es lo más interesante que podemos encontrar?: “Hay mucha documentación muy interesante, pero lo más llamativo puede ser las “actas capitulares” que reflejan la historia de lo que antes fue el concejo y después municipio. Documentos de Carlos V, o una copia de un padrón de vecinos de 1495”. En esos años, solo se incluía en el censo a los cabezas de familia.

Al consultar este tipo de documentos, uno se da cuenta de que las epidemias a lo largo de la historia han hecho estragos. “En un trabajo de investigación sobre la epidemia de Cólera del año 1855 descubrí un tema no muy estudiado. Se sacó a los vecinos de el puntarrón para llevarlos al coto real. Se les mantuvo allí durante meses creyendo que eran los causantes de la enfermedad por las condiciones tan humildes en las que vivían. Evidentemente, la propagación era por el agua, pero en su desconocimiento se cometieron barbaridades.”

Quiero terminar hablando de la difusión y me comenta que son muy activos en RR.SS.: “Desde el archivo trabajamos en la difusión desde hace varios años. También tenemos un blog desde el que divulgamos información casi a diario y que está teniendo muy buena acogida con entorno a 1500 seguidores actualmente.”