CARM

La Comunidad Autónoma solicita que el Corredor Interior con Andalucía, que conectará por el interior Comunidad Valenciana, Región de Murcia y Andalucía con Europa, se integre como un nuevo tramo de la red de mercancías por carretera del Corredor Mediterráneo. De esta manera, la infraestructura podría acceder a financiación europea con fondos CEF (Mecanismo Conectar Europa), puesto que formaría parte de la Red Transeuropea de Transporte (TEN-T Network).

Plano de la propuesta del Corredor interior con Andalucía elaborado por la Comunidad Autónoma.

Plano de la propuesta del Corredor interior con Andalucía elaborado por la Comunidad Autónoma.

Se ha remitido una carta al ministro José Luis Ábalos y al comisionado español del Corredor, Josep Vicent Boira, para reclamar que su Departamento traslade esta petición a las instituciones europeas para aumentar la vertebración por el interior de España y la conexión con Europa y las comunidades limítrofes de Andalucía y Valencia.

Así lo ha anunciado el consejero de Fomento e Infraestructuras, José Ramón Díez de Revenga, al alcalde de Caravaca de la Cruz, José Francisco García, durante una reunión en la que han analizado las ventajas de esta nueva infraestructura que conectará los tres ejes viarios de gran importancia entre el Sur y el Levante y descongestionará el tráfico de la autovía A-7. 

En concreto, se trata de unir las autovías que discurren entre el Altiplano-Valencia (A-33) con la que une Madrid con Murcia (A-30) y la de Almería y Sevilla (A-92N). Supondría la construcción de 181 nuevos kilómetros de autovía con una inversión de aproximadamente 623 millones de euros. 

El consejero destacó que este corredor “recuperaría el itinerario histórico de conexión de la Región de Murcia con Andalucía”, por Caravaca de la Cruz, Puebla de Don Fadrique y Baza, al tiempo que dará continuidad al eje interior que discurre paralelo a la Autovía del Mediterráneo para conectar la Región con la Comunidad Valenciana y con el corazón de Europa.