JAIME PARRA

Alfonso López Rueda, presidente del grupo Postres Reina, es uno de los dos caravaqueños reconocidos por el Gobierno regional por su labor por el bien de la sociedad murciana. Mejor Empresario Murciano del año 2017, es uno de los artíficies y patronos de la Fundación Camino de la Cruz que trabaja promocionar y conservar el patrimonio cultural de Caravaca de la Cruz y de los caminos que conducen a ella.

¿Qué ha supuesto para usted este reconocimiento por parte de la Comunidad Autónoma?

En primer lugar, no esperábamos este reconocimiento, por lo que ha sido una muy grata sorpresa. Lo hemos recibido con mucha alegría, y con agradecimiento también porque viene de la máxima institución regional. Siempre he pensado que las personas estamos de paso, pero la clave del futuro para las nuevas generaciones tiene que ser el respeto y el mantenimiento de nuestras instituciones, que son el garante del estado de libertad y democracia en que vivimos afortunadamente en nuestro país.

Es un orgullo y un privilegio, nos dice que en Postres Reina hacemos las cosas por el camino adecuado, por tanto, aprovecho para hacerlo extensivo a todo el equipo que trabaja con nosotros, que es amplio y muy comprometido con el trabajo de crear riqueza y empleo de calidad, estable, que es lo que necesitamos.

He leído recientemente un artículo en el que hablan de la baja calidad del empleo en nuestra Comunidad, y ese es nuestro reto, que el empleo, que es imprescindible para el desarrollo de las personas y el mantenimiento de las familias, los empresarios podamos dar empleo de más calidad.

Recientemente fue nombrado Empresario Murciano del Año y la ciudad de Murcia lo eligió como Gran Pez, ¿existe cada vez mayor identificación de Postres Reina como una empresa murciana?

Hace quince días se hizo público un ranking de las empresas más reconocidas por los consumidores españoles, estamos entre las quince marcas más reconocidas de España. Esta encuesta la dividían también por Comunidades Autónomas, y aparecíamos entre las diez más reconocidas en Valencia, en Canarias, en Castilla la Mancha.., en cambio en Murcia no estábamos entre las diez primeras, lo que nos sorprendió.

Pero es cierto y debo reconocer que solo desde hace unos años participamos en las actividades festivas, culturales… de toda índole.

Somos una empresa murciana de Caravaca de la Cruz y queremos que todas las personas que nos rodean tengan un retorno por todo lo que recibimos de ellos como consumidores.

El acto institucional tuvo una importante presencia política, ¿qué le piden los empresarios a nuestros futuros representantes?

Cuando uno tiene el privilegio de estar rodeado de tantos políticos, y más en este momento con la incertidumbre que hay, no puede dejar pasar la ocasión de pedirles lo que todos los ciudadanos deben exigir, que una vez que ha terminado la campaña electoral que se alcancen acuerdos que garanticen la mejora de la vida de los ciudadanos.

Que desde el final de la campaña electoral trabajen juntos, los que gobiernan tendiendo la mano a la oposición y la oposición con lealtad hacia el gobierno elegido, y siempre mirando por el bien de la ciudadanía.

Con el talento de nuestra clase sorprendida, si hay unión, nos sorprenderán los retos que podremos alcanzar.

A pesar de la importante proyección nacional e internacional de Postres Reina, ¿continuará ese vínculo tan fuerte que mantiene con la sociedad caravaqueña y la comarca?

En la comarca del Noroeste somos una empresa de referencia, nos sentimos orgullosos de dar trabajo a muchas familias, a muchos trabajadores. Nos honra y a la vez nos compromete a hacer las cosas bien, a garantizar el futuro de nuestra empresa para continuar aportando en el desarrollo de Caravaca, de ahí el compromiso con la innovación y el desarrollo de nuevas tendencias, productos saludables… no dejamos de investigar para anticipar qué va a necesitar el consumidor en los próximos años.

Entender y anticiparnos a las preferencias de ese consumidor va a ser la clave.

Los caravaqueños tienen doble motivo de alegría. También fue reconocido el trabajo del doctor Antonio López Bermejo.

Antonio López Bermejo es un médico comprometido con su profesión, con las personas que padecen enfermedades, en particular con la leucemia. Dirige admirablemente la Fundación Española de lucha contra la Leucemia. Quiero felicitarlo y animarlo a que continúe con esa labor tan básica y necesaria para todos. Enhorabuena.