JAIME PARRA

Juana Dolores Jiménez Buendía cumplirá en 2022 quince años como bibliotecaria en Bullas.

«Soy la creadora y  coordinadora del club de lectura de la biblioteca de Bullas, el cual nos juntamos una vez al mes para compartir distintas opiniones sobre un libro», explica Juana Dolores Jiménez, quien ejerce de bibliotecaria junto a Juani Sánchez: «Organizo las distintas actividades culturales y de animación a la lectura que se organizan en la biblioteca, así como también el trabajo interno de administración que requiere el funcionamiento de una biblioteca. En fin mi labor principal es hacer que la biblioteca funcione de la mejor manera posible y sea un lugar donde la cultura y la lectura se unifiquen».

¿Qué significa para ti una biblioteca?

Para la mí una biblioteca es un lugar donde se fusiona la cultura, con la historia, los sueños, la imaginación, la convivencia entre  amigos y sobre todo es un lugar donde nunca se deja de aprender algo nuevo. Es uno de los lugares donde todo el mundo tiene cabida sin importar su raza, religión, sexo, la biblioteca es un lugar abierto al público sin ningún tipo de distinción.

¿Y tu oficio de bibliotecaria?

El puesto de bibliotecaria es un puesto que a mí personalmente me ha hecho crecer mucho a lo largo de estos 15 años, no solo nivel profesional si  no a nivel personal también . Cuando dices que eres bibliotecaria todo el mundo piensa que no haces otra cosa que leer, pero nada más allá de la realidad, es un trabajo de lo más gratificante porque hacemos de consejeros,  madres, padres, maestras, etc. Somos chicas/os para todo.

Mi objetivo es llevar  la biblioteca al mayor número de usuarios/as posibles y que así puedan disfrutar de todos  los servicios que tiene nuestra biblioteca.

¿Cómo ha evolucionado la biblioteca y también las preferencias de los lectores?

Se ha avanzado muchísimo sobre todo a nivel tecnológico. Uno de los principales avances que tuvimos fue la incorporación de las bibliotecas municipales en la red de bibliotecas de la región de Murcia.

Las preferencias de los lectores han cambiado, antes los niños/as  venían a buscar información para hacer los trabajos del colegio en las enciclopedias, diccionarios, atlas, etc.  Pero actualmente estas obras han quedado totalmente obsoletas y lo que los usuarios/as utilizan  son los ordenadores que tenemos en nuestra biblioteca para buscar cualquier tipo de información.

A pesar de los avances tecnológicos en nuestra biblioteca los libros en papel son los grandes protagonistas, la gente sigue prefiriendo el papel a los formatos tecnológicos para la lectura.

Además del préstamo de libros, ¿qué otras funciones tiene?

Pues para  que un libro llegue a prestarse, antes hay que hacer lo que se llama el” proceso técnico de los documentos “que consiste en hacer  la selección, adquisición y catalogación de los libros para que lleguen a las estanterías de la biblioteca y así se puedan prestar. Tengo que decir para mí la parte más difícil de todas es hacer la selección de libros para los fondos de la biblioteca, pues hay que intentar llegar a todos los públicos y a todos los gustos.