El semanario El Noroeste funciona como una cadena, si falla una parte lo hace el resto. Así que todos son importantes: publicitarios, imprenta, redactores…

Pero si alguien realiza un trabajo esencial, ya que son el restro visible del periódico, son sus repartidores. Usuarios de Apcom e Intedis, ellos son los que jueves y viernes llevan el periódico a sus hogares, siempre con una sonrisa en la cara, inconfundibles con su chaqueta roja.

Por todo eso, Juani Sánchez, directora de la Onda de Bullas, entrevistó el pasado viernes al repartidor de El Noroeste en Bullas, Juan Jesús Sánchez.

Este explicó en qué consistía su trabajo en el periódico, del que afirmó que se encontraba contento y realizado y que había sido la puerta de entrada para conocer muchas personas y hacer nuevos amigos.