JAIME PARRA

Jesús Boluda del Toro, director de la Feria del Libro de Murcia, es miembro fundador de la asociación Palin, agente cultural y escritor.

Lleva trabajando de forma activa desde 2016 por la recuperación de la Feria del libro de Murcia y en hacer que esta progrese y se consolide como un referente en la programación cultural tanto regional como nacional.

Boluda del Toro se convierte así en el segundo director de la Feria del libro de Murcia sustituyendo al tristemente fallecido Asensio Piqueras Panadero, de quien fue mano derecha en las últimas ediciones.

¿Qué expectativas tienen para la Feria del Libro 2022?

Las expectativas que tenemos para la Feria del Libro de Murcia este año son las máximas. Aunque nos parecía difícil superar la del año pasado, hemos dado un nuevo paso adelante en cantidad y calidad de los actos, por lo que esperamos una gran respuesta de los murcianos y de todo el mundo cultural, pues es bien sabido que el turismo cultural está de moda y vendrá gente de todos los puntos del país a ver las presentaciones de sus escritores favoritos.

¿Qué balance hace de la pasada edición?

La del año pasado fue la Feria en la que dimos un salto de calidad, pasamos de cuatro a siete días, aumentamos los actos y las presentaciones y salió todo de maravilla. Ni en nuestras mejores previsiones pensamos en lo que ocurrió: Cerca de ciento treinta mil personas pasaron por la Feria, se vendieron en torno a 35000 libros y tuvo una repercusión económica para el municipio superior a los 800000 euros. Pero, además, casi más importante fue colocar a la Feria del Libro de Murcia dentro de las más importantes en el panorama nacional.

¿Qué ha supuesto para la Feria, la asociación PALIN y la cultura murciana en general el fallecimiento de Asensio Piqueras?

¡Imagínate! Los que le rodeábamos hemos perdido a un gran amigo, a uno de los que están siempre ahí para echarte una mano, para escucharte o simplemente para hacer que te sintieras mejor cuando algo ocurría. Además, se marchó un hombre que llevaba la cultura murciana en la cabeza veinticuatro horas al día. Todo lo que hacía estaba enfocado a ayudar al sector, y no faltaba a ningún evento que sucediera, aunque solo fuese para saludar y mostrar su apoyo. Él fue el principal impulsor de la Feria, pero también de otros tantas actividades y de muchos puentes que se han tendido entre asociaciones. Vivía por y para PALIN, y el hueco que ha dejado es muy grande.

¿Cómo imagina usted la Feria del Libro de Murcia en una década?

Es una pregunta complicada. Fíjate en un detalle: hace diez años la Feria del Libro de Murcia no existía, se había perdido y nadie fue capaz o pudo sacarla adelante hasta que, en 2016, un grupo de escritores nos juntamos en los soportales de la catedral para intentarlo. Y mira dónde estamos a día de hoy: En unos días inauguramos una Feria con sesenta casetas, con cerca de un millar de eventos entre firmas de ejemplares, ponencias, charlas, coloquios y presentaciones de libros. 
Tengo el deseo de que, al menos, sigamos en esta línea y que la Feria continúe siendo lo que es ahora: El evento más importante en torno a la literatura que se celebra en la Región de Murcia.

¿Qué destacaría del cartel ilustrador de esta edición?

¡Esta pregunta daría para un suplemento completo del periódico! Este año ha sido una verdadera maravilla la cantidad y calidad de los carteles que se presentaron al concurso. Cuando se eligieron a los diez finalistas le comenté a alguno de los miembros del jurado que no me gustaría estar en su piel, porque lo tenían complicado. Finalmente ganó “Abuelita”, un precioso cartel que hace referencia a esa generación de personas que todos vimos leer bajo la luz de un flexo o aprovechando la iluminación de una ventana, como bien refleja el propio cartel. Pero, además, sirve de homenaje a ellos, a nuestros mayores y a los valores que nos inculcaron.

¿Qué novedades traen este año a la Feria del Libro?

Son muchas las iniciativas que ponemos en la mesa año tras año para intentar mejorar la Feria. De ellas, la mayoría no se pueden llevar a cabo por diferentes motivos: logísticos, económicos o de cualquier otra índole. Sin embargo, seguimos innovando y mejorando. Este año, por ejemplo, ponemos en marcha una iniciativa que esperamos mantener en el tiempo. Cada año invitaremos a un Ayuntamiento de la Región de Murcia a que sea el protagonista. Los autores censados en ese municipio tendrán un lugar destacado en la Feria para presentar sus obras y firmar ejemplares. Además, habrá clubes de lectura y otras actividades, enfocadas a dar visibilidad y crear sinergias con los consistorios fuera del propio Ayuntamiento de Murcia.

Como autor que es, además de director de la Feria, ¿qué le aportan las ferias y presentaciones?

Las Ferias del libro y las presentaciones son, ante todo, lugares de encuentro entre los autores y los lectores. Entre las personas que crean las historias y los que las disfrutan leyéndolas. Es una experiencia maravillosa, pues conoces a otras personas que te quieren leer o ya te han leído y con los que se establecen unas conversaciones extraordinarias. Tengo la suerte de contar con grandes amigos que surgieron en Ferias del libro o presentaciones.