A mitad de la legislatura, y en medio del terremoto que supuso la fallida moción de censura  al Gobierno regional por parte de PSRM y Ciudadanos, dos alcaldías, conforme a los pactos de inicio de legislatura, cambiaron de alcalde.

José Luis Casales y Jesús García

Cehegín, donde gobernaba la popular Alicia del Amor, la sustituyó su teniente alcalde y representante de Ciudadanos, Jerónimo Moya. Mientras que en Albudeite era el Ciudadano José Luis Casales (quien abandonó su partido por el popular a raíz de la moción regional) quien pasaba el testigo en la alcaldía al popular Jesús García.

Jerónimo Moya explica que en este final de la legislatura van a seguir avanzando en los tres grandes ejes que se marcaron al inicio de la legislatura, unos proyectos bien encauzados pero que a pandemia ha retrasado: la recuperación económica y del tejido empresaria e industrial y la reactivación del casco histórico.

“El trabajo realizado hasta la fecha ha sido positivo, a a pesar de la exigencia de la pandemia, y esperamos terminar de plasmar en proyectos gran parte de lo que planteamos al inicio de la legislatura y que por motivos obvios de la pandemia se han aplazado”.

Por su parte, Jesús García, Partido Popular, asumía la alcaldía del municipio de Albudeite tras cumplirse la mitad de legislatura, tal y como se acordaba tras los comicios de 2019 cuando suscribía un pacto de cogobernación con el candidato de –en ese momento- Ciudadanos, José Luis Casales.

Jesús García resaltaba sobre esta etapa que está al frente del consistorio albudeitero que “ser alcalde de tu pueblo es lo mejor que te puede pasar en política cuando te dedicas a ello. Incorporarme este año ha sido ilusionante y más cuando ves que salen a la luz proyectos que nos proponíamos al principio de legislatura como ese Museo del Esparto o las diversas ayudas que están llegando hasta el municipio”.

García expresaba la gran labor que está desarrollando el equipo de Gobierno, “es una satisfacción cuando haces un trabajo y cuando tienes el respaldo de un gran equipo porque la recompensa es lograr los objetivos. Cuando también la Comunidad Autónoma mira tus proyectos, tu gestión, la actuación y al final aprueba estos proyectos, es el resultado de un trabajo bien hecho”.

Jesús García no olvida el hecho de que Albudeite es un municipio pequeño y, “está claro que sin la ayuda de la Comunidad Autónoma no tendríamos margen de maniobra para llevar a cabo la cantidad de proyectos y de inversiones que se van a hacer en el municipio”.

Así. destaca que 2022 va a ser un buen año para Albudeite. “Va a ser un año intenso y, me atrevería a decir que Albudeite va a tener un antes y un después cuando acabe el próximo año”.

Jesús García recordaba a los vecinos, además, la importancia de seguir siendo responsables frente al virus. “Estamos en pandemia y tenemos que aprender a vivir con este virus que ha venido para quedarse. Tenemos que vivir con él y no podemos parar porque la economía no se puede parar, pero tenemos que cuidarnos y cuidar a los que nos rodean por el bien de todos”.