FOTO:RASPA

Los novillos de La Plata han protagonizado una intensa carrera que ha durado 2 minutos y 30 segundos. Los soberbios y parejos astados han recorrido los 900 metros de forma separada. Un primer novillo ha ido abriendo paso seguido unos metros más atrás por tres de sus hermanos y, cerrando el desfile, los cabestros con los dos últimos. El encierro no ha registrado ningún incidente y la separación de la manada ha permitido vistosas carreras a los mozos. La cercanía con el fin de semana ha animado a miles de personas a llenar el recorrido.
Al término del encierro la plaza de toros ha vuelto a vivir con emoción la suelta de vaquillas y el concurso de recortadores.