JAIME PARRA

”Era una persona, buena, servicial, amigo, amigo de sus amigos, polivalente, podría estar toda la noche diciendo adjetivos calificativos buenos a cerca de él. Donde pisaba todo el mundo lo quería.

Con la escultura realizada

Fue el primero que trajo vacas a Moratalla que se tiraban por los pollos y salían andando (jajaja), que barbaridad, estaba siempre a disposición cuando llegaban estos días y jamás te decía que no, lo suyo era tuyo. Con mucho esfuerzo y trabajo consiguió hacer los que más le gustaba.

Pero ese maldito día 10 de Noviembre de 2019 se nos quedará marcado, haciendo lo que más le gustaba que era sus vacas y su ganaderías sufrió el fatídico accidente que no nos lo arrebato.

Pero hoy no es día de tristeza hoy es día de reconocimiento, de alegría, de fiesta y sobre todo disfrutar, porque si algo nos enseña la vida es que hoy estamos aquí pero mañana no sabemos donde el destino no reparará. El seguro que con su pará de bueyes y sus vacas estará disfrutando en el cielo, para que grandes recortadores y toreros que ya no se encuentran con nosotros también salgan por la puerta grande, como lo has hecho tu en cada y uno de los lugares donde has encerrado. Creo que ya sabéis a quien me refiero, porque no habrá otro igual.

El es Domingo el Ceheginero (mi primo como el me llamaba o el jefe como le llamábamos), va por ti Domingo”.

Así se glosó la figura del fallecido Domingo el Ceheginero en la gala de inicio de las FIestas de Moratalla, pero aún hubo más.

El 9 de julio la Fundación Bárbaros inauguró la escultura que encargó a Mar Blázquez como homenaje a Domingo «El Ceheginero», que falleció en 2019.

Para la escultora Mar Blázquez: “Pocas veces un encargo te llena tanto de responsabilidad y orgullo, primero porque tuve la suerte de conocerte y luego por el cariño mutuo que siempre te tuvimos, quien no conoce en Moratalla o en el mundo del toro a Domingo “ el Ceginero”, su gran corazón y su sonrisa, sus ganas de hacer y de compartir, el estar siempre para echar la mano a quien lo pidiera o lo necesitara… amigo de sus amigos, nunca pasó desapercibido, con su gorra, sus botas y su sornrisa…. Domingo, allá donde estés siempre estarás en nuestros corazones y vivirás en nuestro recuerdo, Gracias por tanto que en tu corto camino nos distes.. un abrazo hacia el cielo y aquí queda nuestro pequeño homenaje”.