ANTONIO MARÍN SANDOVAL

Hoy veo en la prensa digital una noticia acompañada de un video con un suicidio grabado, donde el señor que realiza su suicidio reclama una muerte digna, una muerte asistida o como conocemos la eutanasia. Noticia completa aquí —> http://www.laopiniondemurcia.es/nacional/2017/04/06/enfermo-ela-suicida-camara-reclamar/819964.html

Lo que hace este señor es reabrir por enésima vez el debate de una muerte asistida en España, lo que hace este señor es respetable y puede o no ser compartida su opinión y su forma de actuar. Puede que este señor no vea más salida que la de morir de esta forma, suicidándose. En su suicidio televisado, repite varias veces lo indignado que está por no tener un suicidio asistido, yo considero que esa indignación en este caso no debe ser tal, ya que ha tenido la opción de comprar una combinación letal de medicamentos en internet y quitarse la vida cuando el ha decidido o también tenía la opción de tirarse por un terraplén en silla de ruedas y quitarse la vida de otra manera. Este hombre padecía esclerosis lateral amiotrófica (ELA), cuya enfermedad le impedía levantarse de la cama o acostarse, darse la vuelta, vestirse, desnudarse, limpiarse y no podía comer ya solo. Tenía dos hijos y una mujer, tenía una familia y su vida para el ya no tenía sentido en su situación.
Yo soy de los que piensa que la vida tiene algún sentido, que estamos aquí para algo, que en la vida si tienes una enfermedad que te lleva a no poder hacer lo más básico en el día a día, sigue teniendo un sentido, ¿cual?, pues luchar por buscar una cura a tu enfermedad, por ayudar a quienes trabajan para encontrar una solución a tu enfermedad, por que si se lucha, puedes ayudar a conseguir que encuentren una cura a tu enfermedad, por que los avances en el campo médico científico son más rápidos y eficaces cada día, por que la esperanza nunca se debe perder, por que la salida fácil es quitarse de en medio, por que tienes a tu lado a familia y amigos que te ayudan en todo lo que no puedes hacer día a día, por que gracias a un estado de derecho con un sistema de salud universal y gratuito, (a veces), con servicios sociales, ese día a día y la calidad de vida es mas fácil y sobre todo por que la vida en una situación en la que tu dependencia es total, sigue teniendo sentido por que tienes ganas de envejecer junto a tu mujer, por que quieres ver crecer a tus hijos, conocer a tus nietos y en definitiva poder disfrutar aunque sea desde una silla de ruedas de los placeres de estar con tu familia y amigos. Todo ello lo digo y escribo con conocimiento de causa, siendo como soy afectado por una enfermedad rara que me llevará a una situación parecida a la que tienen los pacientes de ELA, conocimiento de causa por que tengo a mi padre en una situación por esta enfermedad muy parecida a la que sufría este señor, por que además tengo mas familia en una situación en la que tienen una dependencia total para lo más básico del día a día, pero nosotros no tiramos por el camino corto, hemos cogido el más largo, luchar y buscar una solución que es difícil a nuestra enfermedad, hemos decidido disfrutar de nuestras familias, parejas, hijos y nietos, eso si en una lucha diaria y constante, por que como decía Walt Disney: “Si puedes soñarlo, puedes crearlo”,

Este hombre al final de su alegato previo al suicidio quería que sonase la canción «Libre» de Nino Bravo, puesto su suicidio era su libertad. Yo prefiero que suene «Color Esperanza» de Diego Torres —>