GANAR MORATALLA-IU

A través de una moción, registrada hoy, el grupo de izquierdas propone que el pleno del ayuntamiento se oponga a que se convierta en coto de caza la mayor reserva de fauna de nuestra región.

Los ediles de Ganar Moratalla-IU consideran alarmantes las noticias aparecidas en las últimas horas sobre la iniciativa que tramita el servicio de caza de la Comunidad Autónoma para que el monte público “El Bebedor”, en el corazón de las sierras de Moratalla deje de ser catalogado como monte público Refugio de la Fauna y se convierta en un espacio en el que se autorice la caza.

Por ello, solicita que se adopten acuerdos en el sentido de:

  • Rechazar cualquier pretensión de modificar la situación legal y administrativa del monte público El Bebedor de nuestro término municipal, instando a la Consejería de Agua, Agricultura, Pesca, Ganadería y Medio Ambiente de la C.A.R.M. a mantener su catalogación como Refugio de Fauna y en ningún caso autorizar la caza en dicho espacio.
  • Instar y facultar a la Alcaldía a que ejerza todas las acciones que correspondan en caso necesario, para preservar los valores naturales del espacio natural.

Ganar Moratalla justifica las propuestas en el hecho de que, en este lugar, de unas 1.600 hectáreas, habitan ejemplares de águila real, chova piquirroja, halcón peregrino, búho real, buitre leonado, gato montés, cabra montesa, ciervo, gamo, arruí, sólo en lo que a aves y mamíferos se refiere; y está poblado por encinas centenarias, pino negral y boj (árbol muy poco común ya en nuestra región).

Destaca la importancia de las especies de flora y fauna que se encuentran en este espacio, con un excelente nivel de conservación y biodiversidad por lo que se hace necesaria la decidida vigilancia e intervención de nuestro ayuntamiento para prevenir cualquier alteración de su situación jurídica y administrativa que ponga en riesgo la preservación de dichos valores.

Al mismo tiempo, se hace eco de propuestas de entidades conservacionistas para poner en marcha otras iniciativas que podrían desarrollarse en la zona y que repercutirían en el conocimiento y defensa de los valores naturales, aprovechando, como base, el inmueble de la antigua casa forestal para dedicarla a actividades de carácter educativo, científico o como centro de visitantes.