JAIME PARRA

Entrevistamos a Fulgen Sánchez, presidenta de la Mayordomía de la Fundación del Santuario de Nuestra Señora de la Esperanza.

¿Cuáles son sus primeros recuerdos del Santuario y de la Virgen de la Esperanza?

En mi casa, como en la de todos los calasparreños, la devoción a la Virgen comienza desde bien pequeña, con visitas al Santuario, sobre todo cuando venía la familia en época de vacaciones, o con motivo de la romería. Luego otros recuerdos son del colegio, las excursiones al Santuario formaban parte de cada curso escolar. En la adolescencia también gustábamos los amigos de visitar el Santuario los fines de semana o de pasar allí el domingo de “mona”.

¿Qué significa para los calasparreños su Virgen?

Cuando viene un grupo que visita el Santuario por vez primera, yo siempre les digo que en la cueva se guarda el mayor tesoro que tenemos los calasparreños y calasparreñas, que no es otro que la Virgen de la Esperanza. Y me atrevo a afirmar que es así para todos, más creyentes o menos creyentes.

¿Qué hace tan especial la Romería Nocturna? ¿Cómo será este año?

Pues precisamente lo que la hace tan especial es en primer lugar que sea nocturna y en segundo lugar, que siendo una romería, la imagen permanezca en su Santuario y seamos sus fieles devotos los que nos acerquemos hasta él en esa noche maravillosa del 7 de septiembre.

Este año retomamos, por fin, todos los actos que se venían haciendo antes de la pandemia: A las 20:00 h. en los arcos del Santuario tendremos la Misa de la Romería, presidida por el Rvdo. Don Julián Rafael Sánchez Ruiz, Arcipreste de la zona Caravaca-Mula, y concelebrada por D. José Manuel Martínez Rosique, Párroco de San Pedro Apóstol y Rector del Santuario y será cantado por la Asociación cultural y folclórica Rondalla de Calasparra.

Al término de la misa retomamos la Procesión de las antorchas y rezo del Santo Rosario por la Placeta principal del Santuario.

Y a las 11:30 h. tenemos el gran concierto de la Romería ofrecido por Los Parrandboleros (financiado por el Ilmo. Ayuntamiento de Calasparra).

¿Qué les ha llevado a elegir a Don Francisco Gómez como pregonero?

Cuando la Mayordomía busca un pregonero o pregonera siempre se fija en que sea alguien que pueda y sepa contar algo sobre la Virgen y su Santuario. En Paco coinciden estas dos cosas, puede y sabe contar sobre el tema porque fue primero mayordomo y luego miembro activo del consejo consultor. Pero, sobre todo, Paco es un enamorado de la Virgen. Estas circunstancias le hacen merecedor de ser pregonero y además estamos convencidos de que hará un magnífico pregón.

Tras los peores años de la crisis del coronavirus, ¿se han recuperado las cifras de peregrinos que acuden al Santuario de Nuestra Señora de la Esperanza?

Sí. Los peregrinos tras la pandemia acuden al Santuario como era habitual. En los últimos meses también estamos volviendo a recibir la visita de excursionistas que vienen en autobús, aunque el calor extremo que ha hecho este verano, es cierto, que ha frenado un poco la llegada de peregrinos.

En una entrevista a principios de año me hablaba de algunos proyectos que tenían encaminados (ampliación del museo y creación de un vestidor, creación de un reglamento de régimen interno, la figura de un patrocinador o colaborador…), ¿en qué estado se encuentran?

Todos estos proyectos siguen siendo proyectos. Para la realización de cualquiera de ellos hace falta mucho dinero y siempre surgen otras necesidades que hay que cubrir sí o sí. Así que seguimos teniéndolos en mente, pero sin prisa.

Un deseo para los calasparreños.

De todo corazón, deseo a todos los calasparreños y calasparreñas, unas felices fiestas en honor a nuestra Patrona, la Virgen de la Esperanza. Gracias a todos los que con su apoyo hacen posible la celebración de las mismas. Mis mejores deseos para todos.

Una invitación para los fieles de otros pueblos de la comarca.

La Mayordomía de la Fundación Santuario invita a nuestros vecinos de la comarca, y a todos los devotos de la Virgen de la Esperanza, venidos desde cualquier parte, a celebrar con nosotros estas fiestas y a participar sobre todo en los actos programados para honrar a la Virgen: el pregón, la ofrenda floral, la romería y la misa solemne del día grande de la fiestas, el día de la Virgen.