GIL LÓPEZ

FOTOGRAFÍAS: LETICIA RICO

Comenzó el rejoneador Diego Ventura recibiendo al primero de la tarde, de nombre Botarate y de su propia ganadería. Un toro soso que sólo respondía cuando sentía los rejoncillos. Durante toda la lidia, Ventura, paró a su rival en apenas un palmo de terreno con los cuatro caballos que lució. Llevando el clamor a los tendidos en banderillas, sobre todo con Fino, un caballo que aguanta hasta sentir los pitones.

Filiberto

Filiberto

Faena vibrante rematada con un soberbio rejonazo. Recibió como trofeo un apéndice con tímida petición. Mucho mejor toro fue el segundo de su lote. Una faena que tuvo momentos estelares, como cuando con Nazarí llevó prendido en los costados al toro dando la vuelta a toda la plaza, o el inverosímil quiebro a lomos de Lío, sobre todo uno pegado a las tablas de sol, donde aguanto hasta el último instante para quebrar y del que el público no salía de su asombro. Cerró con Remate colocando tres banderillas cortas, dejando después un rejón que hundió en tres fases distintas. Espectacular caída del toro con Ventura cogiéndolo de los pitones, levantando los aplausos de los tendidos. Consiguió todos los trofeos. Una faena que brindó al torero de Cehegín Pepín Liria.

Poca historia tuvo el primero de Cayetano, inédito con el capote y a merced del ‘torete’ de Garzón, un burel sin casta, presencia, ni fuerza y que tampoco valió para la muleta, donde el madrileño tras dos o tres tandas sin conseguir nada, incluso llegó a ser pitado por el respetable, se fue detrás de la espada dejando una estocada entera muy trasera.

En su segundo, quedó embarullado con el capote, donde pudo salir ileso a pesar de lo que le apretó el de Garzón. Con pases por alto comenzó la faena de muleta, donde mantuvo una línea de apatía, animando el público solamente en un par de tandas, aunque estuvo valiente. Destacar una tanda por la izquierda donde se enroscó al toro en varios naturales. Concluyó con estocada, tras aviso, que necesitó usar el verduguillo. El toro tardó en doblar y el público se enfrió en las peticiones.

Muy protestado fue el primer rival de Filiberto, debido a la configuración de sus pitones totalmente ‘abrochao’. Pitos que fueron disminuyendo conforme el local lanceaba al toro hasta sacárselo a los medios.

Llevó por chicuelinas al toro hasta el caballo, para proseguir con un quite intercalado de chicuelinas y tafalleras, saliéndose de la cara del toro con una larga cordobesa. Con los pies juntos, inició la faena de muleta en la que dejó tres tandas en redondo, para cambiarse la franela a la zurda donde acortó los terrenos y desarrolló lo más interesante de su faena.

Regresó a la diestra para cerrar con martinetes y circulares invertidos. Concluyó con pinchazo sin soltar y estocada. Consiguió desorejar a su rival en un premio excesivo para la faena que realizó. Con la esencia del Filiberto novillero, comenzó la faena, a su segundo y último de la tarde, poniendo mucho temple en los lances con el capote.

Con la muleta siguió destilando el mismo temple, sobre todo al inició donde emparejo varias tandas en redondo con mucho sabor. Seguidamente el toro se volvió más áspero y peligroso, bajando el nivel de la faena, llevándolo a poner en prieto del que el calasparreño salió airoso, seguro y sereno. Intentó rematar la faena calentando al público, pero el burel no colaboró. Concluyó con estocada un tanto ladeada, teniendo que necesitar el descabello.

Quejas del Quite

La Asociación Taurina “El Quite de Calasparra”, mostró, a través de un comunicado, su malestar con algunos acontecimientos ocurridos en la tradicional corrida de toros del día de los Santos. Desde la Asociación explican que «no sabemos el motivo del cambio de ganadería, estaba anunciada la ganadería de Torrehandilla-Torreherberos y fue sustituida 48H antes del festejo por Herederos Gregorio Garzón Valdenebro», matizando que «la presentación del ganado no fue la adecuada para la plaza de toros de Calasparra». Durante su emisiva criticaron el comportamiento de Cayetano, «al no estar en consonancia con lo que el aficionado espera de ellos.». En este sentido explicaron que «Cayetano Rivera creemos que fue presuntamente el responsable del cambio de ganadería y la elección de los toros, para la pésima actuación que tuvo en la corrida anteriormente mencionada». Asimismo animar a la empresa a que para el próximo año, «prescinda de las figuras del toreo y contrate a toreros que dignifiquen la fiesta de los toros y den la cara en todas las plazas». Por último destacan la notablemente la actuación del rejoneador de Diego Ventura y el matador de toros local Filiberto.