PEDRO ANTONIO HURTADO GARCÍA

Otro músico ha abandonado su existencia, el estadounidense Hardy Fox (1945-2018), dato obtenido del mensaje que, en Internet, “ha colgado” la banda a la que pertenecía el finado y de la que era líder anónimo, ya que el grupo actuaba, habitualmente, con máscaras en forma de globo ocular, aunque, en ocasiones, utilizaban otras que, en todo caso, les hacían indistinguibles en lo que a su cara individual se refiere, embutiéndose en inconfundibles trajes de frac, rematados con descarados sombreros de copa. Ese grupo era “The Residents”, banda de música experimental que, en el texto de su comunicado internauta, no decía más que “Hardy Fox, tumor cerebral, 1945-2018”. Muy difícil reseñar contenidos más escuetos, aunque hemos podido averiguar que su óbito se produjo el martes, día 30 de octubre último.

Apartado parcialmente.-El fallecido abandonó la formación en 2015, pero, pese a ello, seguía componiendo para la misma, ya que, además, siempre fue esencial su participación compositiva. Una treintena de álbumes son los publicados por la banda, desde 1972, con diferentes y variados géneros que, en todo caso, estaban enfocados a esa experimentación que practicaban. El “plástico” más relevante es el titulado “Their third reich rock n’ roll”.

Sin definición de futuro.-Tras la nueva situación que se crea en el seno de la banda, al perder a su exlíder y principal compositor, debido a lo lacónico de su comunicado, no han desvelado si seguirán con su actividad, si se tomarán un descanso, modificarán su criterio artístico o, en definitiva, qué planes de futuro tienen previstos.

 En solitario.-Adicionalmente a su trabajo con “The Residents”, formación de la que fue cofundador, en 1969, con un proyecto vanguardista singular y una puesta en escena inusual, Hardy Fox afrontó la producción de numerosos proyectos en solitario y lo hizo “enmascarado” en nombres artísticos supuestos y diferentes: “Combo de Mecánico”, “TAR”, “Chuck”, “Charles Bobuck o “Sonido de la Noche”. El músico creció en Texas para trasladarse a San Francisco al salir de la universidad. Era la denominada “época del amor libre”, allá por 1967 y año siguiente.

Descanse en paz y que su música nos acompañe siempre. Buenos días.