AYUNTAMIENTO DE CAMPOS DEL RÍO

Esta semana han comenzado los trabajos de restauración y pintura de la fachada de la ermita de San Juan Bautista de Campos del Río, popularmente conocida como “Iglesia Vieja”.


Las actuaciones se están centrando en el saneamiento de la fachada y su posterior pintado conservando el color blanco original del templo.
El concejal de Obras y Servicios del consistorio campero, Salvador Barquero visitaba la ermita para supervisar los trabajos y destacó que “avanzan a buen ritmo y su conclusión está prevista para los primeros días de la próxima semana coincidiendo con la celebración de los actos centrales de nuestras fiestas patronales”. Barquero apuntaba la necesidad de acometer estos trabajos de restauración y pintura, ya que “los mismos se enmarcan dentro de una serie de actuaciones que desde el Ayuntamiento queremos llevar a cabo para la conservación de nuestro patrimonio cultural y que afecta a edificios emblemáticos del municipio, que como la Iglesia Vieja necesitaba una respuesta urgente”.
Esta actuación es fruto de las gestiones emprendidas por parte del consistorio campero con el director gerente de la empresa Limcamar, Pedro Cánovas que ha donado al pueblo de Campos del Río, el presupuesto necesario para acometer estos trabajos. Motivo por el cual desde el Ayuntamiento de Campos del Río han querido hacer público su agradecimiento al señor Cánovas por su desinteresada y generosa colaboración en la recuperación de edificios emblemáticos mediante el mercenazgo cultural en los municipios.

La ermita de San Juan Bautista
La ermita de San Juan Bautista o Iglesia Vieja, data del siglo XVIII y está situada en la plaza de la iglesia del municipio. Se trata de una construcción que dispone de una nave central dividida en cinco tramos con capillas laterales a ambos lados y carente de crucero.
Al exterior la iglesia es sencilla con parámetros lisos pintados en blanco donde sólo resalta la reja de la ventana del coro. A la izquierda de la fachada principal se encuentra la torre campanario accediéndose por su escalera al coro que se emplaza sobre la entrada del templo. La torre campanario es de planta cuadrada con cubierta a cuatro aguas y termina en un capitel sobre el que se erige una cruz de forja. El cuerpo alto de la torre está encuadrado entre pilastras que soportan una cornisa.
Hasta 1.984, año en el que se construyó la iglesia nueva, fue sede de la parroquia de San Juan Bautista.