JAIME PARRA

Acompañado de la concejal Victoria Valero, Álvaro Lolu presentó el pasado fin de semana su poemario “Manual de formación en laberintos” en el salón de Actos del Ayuntamiento de Moratalla. El viernes 22 lo presentó en Granada y el 2 de marzo en tierras jienenses y en abril quiere presentarlo en Madrid. “Ojalá haya laberinto para largo”.

Álvaro Lolu

Álvaro Lolu

1. ¿Cuándo comenzaste a escribir poesía?

Siempre he escrito para desahogarme de mis miedos. Escribir me ha ayudado
a seguir adelante, es un exorcismo absoluto. El problema es que yo también tenía esa visión de la poesía como algo inalcanzable, ligado a la rima y mucho más formal. Después aparece gente como Elvira Sastre y lo remueve absolutamente todo en el mundo de la poesía.

2. ¿Qué poetas te han inspirado?

Las poetas que me han inspirado han sido las mismas que me han acompañado con su poesía. Este nuevo movimiento de poesía es demasiado bonito, convierte textos ajenas en textos propios.

Mónica Gae, Sara Búho, María Vera, Jota Santatecla, Elvira Sastre, Carlos Kaballero…

A ellas les debo todo este camino.

3. ¿Qué aportan las ilustraciones de Celia Martínez a tu poemario?

Fue extraño querer incluir ilustraciones porque prefiero los poemarios sin ilustraciones, que lo dejen todo a la imaginación. Es peligroso incluir una ilustración porque estás influenciando a la lectora sobre el sentido del texto y de lo que se trata es de que cada lectora interprete los textos según sus vivencias.

No obstante, me apetecía que Celia estuviese ahí de alguna manera y quería que ella se obligase a mostrar su trabajo, hace cosas que son verdaderamente alucinantes y me da mucha rabia que no se valore y no muestre su trabajo. Ella me ha dado un empujón para sacar el libro y yo quiero dárselo a ella para que haga que la gente conozca sus ilustraciones. La gente me ha hablado para que felicite a Celia por su trabajo porque desconocían lo que ella hacía. Las ilustraciones iban para unos poemas y al verlas me surgieron otros. Solo al verlas Celia hizo que saliesen poemas muy bonitos.

Además, me hacía ilusión tener trocitos de gente a la que amo y por eso en el libro también hay una ilustración de otra gran amiga y de mi pareja.

Al final, han quedado ilustraciones que acompañan al texto de una forma sutil y me encanta. No tengo vida para agradecerle a ellos tres.

4. ¿Dónde podemos conseguirlo?

Ahora mismo está un poco en preventa porque la venta online comienza en marzo, pero en Moratalla ya se pueden comprar en “Librería Marianela”. Aún no sé la plataforma online, pero la diré por RRSS (@alvarololu).

5. Tú has sido una persona de siempre implicada en multitud de causas sociales, ¿Se puede hacer activismo desde la poesía?

Se puede y se debe, entendiendo el activismo como una forma de dejar un mundo mejor y más justo. Mi vida es puro activismo y eso se refleja en cada paso y en cada acción de mi vida cotidiana.

Por ejemplo, en el libro se hace un grito a romper el tabú sobre la depresión y la ansiedad, muchas lo hemos sufrido y las personas son condenadas a esconderlo. Hay que hundirse y a veces nos merecemos desaparecer y descansar entre tanta batalla. No pasa nada por ello.

Y como no podía ser de otra forma, también hay textos que acercan al feminismo y otros relacionados con el colectivo LGTBI. La poesía son gritos y exorcismo y las injusticias sociales influencian muchos textos.

Es una forma bonita de hacer activismo y acercar temas tan importantes desde la literatura, más aún cuando se trata de hacer una literatura juvenil.

6. ¿Cómo ha ido la presentación ante tus paisanos?

Este verano fui a ver a Rozalén cantar en su pueblo y decía que sentía más presión por dar un concierto allí que en Madrid. Ahora la entiendo. Estás exponiendo tu trabajo a la gente que te ha visto crecer y quieres darles lo mejor, a la vez que las críticas duelen más si vienen de alguien cercano.

Pero fue increíble, me hicieron sentir en casa y me levantaron en pleno vuelo. Me sentí querido y sentí que algún poema llegó de forma especial a ciertas personas. Con eso, yo ya he tocado el éxito.