MICAELA FERNÁNDEZ

Campos del Río atraviesa una situación difícil. Con una población activa mayor de 40 años y formada principalmente en el ámbito de la conserva, la falta de industrias de este tipo en la zona está perjudicando el desarrollo natural de uno de los municipios más destacados de la Comarca del Río Mula.

¿Cuáles son las medidas que han desarrollado durante el periodo que llevan de legislatura?

Lo primero que hicimos cuando llegamos al Ayuntamiento fue reajustar el presupuesto del municipio, porque estaba sobredimensionado en más de 600.000 euros.

Ese presupuesto lo hemos tenido que ir bajando porque, realmente, desde que la fábrica cerró no tenemos ningún aporte económico que no sean los impuestos de los propios vecinos. Ahora mismo sabemos de qué dinero disponemos y estamos poniendo los cimientos para continuar con aspectos que dinamicen la economía y el futuro de Campos del Río.

¿Qué ha sido lo más difícil de este trámite?

Hemos hecho todo el análisis presupuestario y financiero que necesitamos y nos faltan todos los años 300.000 euros.

Nosotros somos un municipio de especial aislamiento por el hecho de estar en el centro de la región y porque tenemos una única vía que es la autovía que va desde Murcia hasta el Noroeste y que pasa de perfil por el municipio.

De ahí que nos hayamos centrado en tres puntos básicos de actuación como son el presupuesto del municipio, las vías de comunicación y un plan de vivienda para evitar que los jóvenes camperos acaben yéndose a otros lugares.

¿Qué significado adquieren entonces las comunicaciones con el resto de la región?

Son simplemente vitales para nosotros, de ahí la lucha constante por reivindicar unas vías adecuadas.

Estamos a quince minutos de Murcia capital pero somos un valle y nuestra conexión natural es con la Vega Media como estábamos hace muchos años.

Es por este motivo por el que necesitamos que infraestructuras como las carreteras comarcales estén en las mejores condiciones, cosa que no es así, porque la carretera que nosotros venimos demandando, y que han reivindicado también anteriores corporaciones, para nosotros es una prioridad vital para poder desarrollar nuestro municipio, porque esa vía comunica con otra importante que se va a ejecutar en breve, y que es el Arco Noroeste ,y para nosotros es una vía fundamental para el desarrollo industrial.

¿Todo pasa en gran parte por reparar los seis kilómetros que les unen con Alguazas?

La comunicación natural con la Vega Media como es Alguazas, Molina de Segura o Ceutí es vital para los camperos y por ello debe estar solucionado de una vez por todas. Además de que es una vía comarcal por la que transitan muchos coches, es una vía por la que va un autobús de línea y que además lleva transporte escolar y es una carretera que está en caóticas condiciones.

Reivindica un Plan de Vivienda para Campos del Río, ¿hay demanda de viviendas?

Para seguir creciendo necesitamos un Plan de Vivienda para que la gente pueda tener una vivienda nueva, una vivienda accesible y poder quedarse a vivir en su municipio.

Necesitamos también ese Plan de Vivienda que a día de hoy no podemos desarrollar, pero se pueden llegar a varios acuerdos y tener un nicho de viviendas para la demanda existente.

Esa demanda nosotros la queremos reestructurar y modificar en dos frentes, una en restauración de viviendas antiguas y otra en generación de vivienda nueva.

Para la regeneración de vivienda antigua necesitamos ayudas para que los propietarios quieran reformarlas y después venderlas o alquilarlas, para ello hay una zona en el casco antiguo que es fundamental que se convierta en BIC para que todo ese espacio pueda ser financiado a través del Ministerio. De momento no hay medidas para rehabilitar vivienda antigua.

La Comunidad nos manda ARRUs, pero la capacidad económica que soporta el municipio no puede hacer frente a estas ayudas. La gente joven se está formando pero, la gente joven quiere estar cerca de su familia pero si no tienen posibilidad de una vivienda digna y encontrar trabajo en el municipio, seguramente se vayan.

Todo va ligado, es como un gran puzzle. Es por este motivo por el que necesitamos un Plan de Ordenación, que es por lo que nosotros vamos a apostar este año. Una de las partidas presupuestarias va a ser para el Plan de Ordenación.

Cuando llegamos al Ayuntamiento nos encontramos con un Plan casi acabado a falta de la parte Medioambiental que habría supuesto una inversión de 60.000 euros, y al que restaban sólo 12.000 euros de esa parte medioambiental.

Intentamos rescatarlo, pero había quedado obsoleto porque la Ley del Suelo había cambiado en dos ocasiones y por lo tanto no servía. Este año es nuestro objetivo que salga en el presupuesto. Ese Plan es vital porque es el mapa de nuestro municipio, el mapa de lo que necesitamos saber para cuando venga cualquier empresa.

¿Qué actuaciones de mejora de calles e infraestructuras se van a desarrollar en el municipio en estos momentos?

Dentro de los planes de Obras y Servicios, se va a proceder a la instalación de un sombraje dentro del CEIP San Juan Bautista, una demanda que llevaba tiempo sin poder ejecutarse.

Además, vamos a adaptar una parte del patio de ese colegio como zona de ocio, ya que el patio es muy grande y hay partes que quedan sin uso para los escolares, y vamos a poner en marcha unos campos de petanca y un gimnasio al aire libre para personas mayores.

Hay, además, una actuación prevista en la pedanía de Los Rodeos, y tenemos aprobada la rehabilitación de tres caminos, aunque todavía no se ha ejecutado ninguno de ellos por parte de la Comunidad Autónoma, que es la competente en esta área.

En materia de inversiones, ¿hay alguna solicitud de implantación de nuevas empresas en el municipio?

Estamos llamando a la economía social. Tenemos una población con una media de 50 años, que ha vivido de tres empresas conserveras y una de almendras, con una cultura ligada a la conserva.

Son, yo siempre lo digo, funcionarios de la conserva y, ante todo, una mano de obra muy cualificada.

Tenemos muy poca gente en producción joven, la población está envejecida y eso es un problema o una gran oportunidad porque aquí pueden funcionar empresas de servicios para atender a esos mayores. Para salir de esta situación de funcionarios de la conserva y cambiar esa estructura, tiene que cambiar la generación.

Hay emprendedores pero, realmente, no hay ayudas. Hay que promover iniciativas, nichos de empleo y nosotros, tal y como está la economía, no podemos solucionar este problema.