PEDRO ANTONIO HURTADO GARCÍA

Luis César Aguirre Salmerón falleció en México el pasado día 1 de diciembre. De su nacimiento, todas las fuentes indican que llegó al mundo, en el citado México, en el pasado siglo XX, una información que no puede ser más ambigua e imprecisa, extremo que, además, no permite ni calcular su edad. Era cariñosamente conocido como “El Capi” y estaba considerado como un gran músico que cobró reconocimiento como fundador e integrante de las formaciones de ska, rock y punk “Los Estrambóticos” y “Bóxer”, gozando la primera banda de una enorme consideración como pionera del movimiento ska mexicano, formación que fundara junto a Arturo Ruelas y David Sánchez y de la que el fallecido fue guitarrista y tecladista, incrementando su responsabilidad en “Bóxer”, donde también asumió las funciones de vocalista.

Al frente de “Los Estrambóticos” estuvo ocho años, desde 1992 hasta el año 2000, sospechándose que la separación no fue de modo agradable y que quedó fuertemente enemistado con los integrantes de la formación, en aquel momento, del que hace ya 20 años. Los fans del grupo han criticado fuertemente la fría y despectiva despedida que le han tributado al que fuera músico y líder de la banda, lo que queda manifiestamente claro ante el nulo esmero en las condolencias y la hipocresía exhibida, resultando evidente muestra de que la relación jamás se recuperó.

La banda tampoco ha querido informar sobre las causas de su fallecimiento ni hacer nada contemporizador, por lo menos, en defensa de su propia imagen pública, pero se ha sabido que lo que se ha llevado a Aguirre ha sido el maléfico y cruel coronavirus.

Participó, “El Capi”, en numerosos conciertos para apoyar causas sociales como la Zapatista. Durante su estancia con “Bóxer”, cuidó y mantuvo un sonido que venía experimentando al mezclar ska y rock, lo que le hizo brillar en importantes escenarios y certámenes, siendo un destacado participante en el “Vive Latino”. Enérgico, trabajador, comprometido y de marcada personalidad, organizaba reiterados y masivos bailes que surgían espontáneos en sus conciertos. “Cuando alguien se separa o se divorcia quiere hacer su vida con alguien más. Es lo mismo que pasa con las bandas”, declaró en el año 2012, convencido de que su trayectoria estaba instalada en el buen camino. En junio de 2019, “Los Estrambóticos” perdieron a otro de sus miembros fundadores, Toño Lozano, pero, entonces, sí se produjo una despedida solemne, halagadora y con todos los honores, expresando la banda, con tal motivo, que “nuestro primer baterista y fundador del grupo, Toño Lozano, se adelantó en el camino. Su creatividad, energía y amistad estará con nosotros para siempre. Buen viaje, Toño”, colocaron en redes sociales con enorme acompañamiento de instantáneas.

Colaboró “El Capi” en éxitos tan importantes como “La herida”, “Peter Punk”, «Soñar contigo» o “La cerveza y el dolor”, entre otras muchas composiciones.