CARM
La industria alimentaria regional alcanzó en los cinco primeros meses del año un volumen de exportaciones de 868,38 millones de euros, lo que la sitúa como la tercera provincia más exportadora de toda España. Este dato supone un crecimiento del cuatro por ciento con respecto al mismo periodo de 2017, cuando las ventas en los mercados internacionales fueron de 835,5 millones de euros, además de representar el siete por ciento del total de las exportaciones nacionales de esta industria.

Este sector, que da empleo a más de 21.000 personas, facturó el pasado año un total de 5.866 millones de euros, con crecimientos medios anuales en los últimos cinco años del 3 por ciento. En total, la alimentación y las bebidas supone un 36 por ciento de la industria regional y se sitúa como la segunda industria con mayor peso en la economía regional, solo por detrás de la industria de refino de petróleo-química (39 por ciento).

El consejero de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente, Javier Celdrán, destacó hoy durante una visita a la empresa Postres y Dulces Reina que “la industria alimentaria es uno de los sectores estratégicos para la economía regional, con más de un millar de empresas entre las que se encuentran algunas de las firmas más importantes a nivel nacional”.
“Este sector ha experimentado un importante crecimiento en los últimos años gracias a su apuesta por la innovación y la internacionalización, pero a su peso específico hay que sumar la tracción que ejerce sobre otros sectores como el del transporte, la logística y el packaging y envasado”, añadió Celdrán.
Desde el Gobierno regional se ha diseñado un paquete de medidas para apoyar la internacionalización del sector, con ayudas directas al desarrollo de acciones de marketing internacional, así como apoyos para asistir a ferias y misiones directas a través del Plan de Promoción Exterior, una herramienta que ejecuta el Instituto de Fomento y para el que se cuenta con el apoyo de las Cámaras de Comercio de Murcia, Cartagena y Lorca.
Postres y Dulces Reina se enmarca a su vez en el subsector de postres lácteos, un área que también ha experimentado un crecimiento importante en el último año en la Región. En concreto, las exportaciones de estos productos en los cinco primeros meses del año alcanzaron los 41,45 millones de euros, lo que supone un 25,7 por ciento más con respecto al mismo periodo del año anterior.

Esta empresa fabrica cerca de 77.000 toneladas anuales con unas ventas próximas a los 130 millones de euros, que la sitúan como la cuarta empresa más importante a nivel nacional. La compañía, cuya sede principal está ubicada en Caravaca de la Cruz, cuenta con una planta en Málaga y, a nivel internacional, dispone de filiales en Portugal y en Estados Unidos, donde acaba de inaugurar una nueva planta.