ENRIQUE FUENTES/CONCEJAL SOCIALISTA EN EL AYUNTAMIENTO DE CARAVACA

En el Pleno del pasado 25 de enero de 2021, todos los grupos políticos apoyaron la moción presentada por el grupo socialista de Caravaca proponiendo a la Comunidad Autónoma más agilidad y mejoras en el presupuesto y en los criterios a aplicar para el acondicionamiento de los caminos rurales de titularidad municipal.

Cuando en 2016, en el marco del Plan de Desarrollo Rural (PDR) del periodo 2014-2020, nos reunió la Consejería de Agricultura, con casi dos años de retraso, para comunicar a los ayuntamientos de la Región su plan de acondicionamiento de caminos rurales, creíamos que, contando el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) que lo financia en un 63%, su implementación no sería tan decepcionante como lo está siendo. Ahora, en 2021, una vez terminado el periodo, podemos hacer un pequeño balance.

Para empezar, de las cuatro “posibles” convocatorias que anunciaron en  una de las primeras reuniones,  finalmente han resultado solo tres, lo que equivale, tan solo, a una convocatoria por cada dos años de los seis que tiene el periodo, lo cual no sería especialmente grave si la ejecución hubiera sido satisfactoria pero, como voy a explicar, no lo está siendo.

Pronto supimos que, además del escaso presupuesto, había otras limitaciones,  como la de que no se conceden más de cuatro caminos por municipio, lo que impide llevar a cabo propuestas municipales basadas en un mayor número de caminos aunque sean de menor longitud; por ejemplo, se pueden aprobar cuatro caminos de cinco km cada uno pero no cinco caminos de cuatro km ni tampoco diez caminos de dos km, siendo los tres casos de 20 km en total, o que  no se pueden aprobar caminos de más de cinco km, lo que es muy perjudicial para los caravaqueños que tenemos caminos muy largos, necesitados de adecuación; se pueden aprobar, por ejemplo, cuatro caminos de dos km cada uno (ocho km en total) pero si propones un solo camino de ocho km  se desestima por superar el límite de cinco km.

Para la elegibilidad también cuenta la cantidad de explotaciones agrarias a las que se da servicio con el camino que se proponga;  ése criterio, aparentemente positivo, sobre todo para zonas de regadío con parcelas pequeñas, se torna comparativamente negativo en buena parte de nuestro territorio de secano donde la mayor extensión de las parcelas agrarias requiere de caminos de  mayor longitud para dar acceso a las mismas.

Caminos como el de El Campillo de Abajo, la carretera de Los Royos a La Junquera y al límite de provincia con Almería o la carretera de El Moralejo, cuya adecuación propuso el anterior Gobierno municipal socialista de Pepe Moreno, por ser importantes para la vertebración del territorio en una extensa zona afectada gravemente por despoblamiento, han sido injustamente denegados, precisamente por la aplicación de algunos de esos criterios innecesarios que no tienen en cuenta las características de nuestro territorio y de sus necesidades.

El procedimiento está siendo además muy lento; no es de recibo que, a día de hoy,  concluido el periodo del PDR 2014-2020, en Caravaca y en la mayor parte de la Región de Murcia, solo se haya ejecutado una de las tres convocatorias, es decir, solo un tercio del programa.

Tampoco es de recibo que, conociendo el grave estado de deterioro de nuestra red de caminos rurales,  se quite de la partida presupuestaria correspondiente, la friolera cantidad de 5.100.000 €, lo que equivale aproximadamente a la cuarta parte del presupuesto destinado para todo el sexsenio. Considerando el coste medio de km acondicionado en la única convocatoria ejecutada hasta ahora, con ese dinero se podrían arreglar casi 130 km de caminos en toda la región; por extensión, Caravaca ha sido perjudicada en la parte que le correspondería.

Si la aplicación de criterios limitativos en la elegibilidad de los caminos rurales sugiere ciertas carencias en el conocimiento y en la gestión del territorio, la modificación de crédito de 5´1 millones,  muestra una clara intencionalidad; por eso, cuando en la propaganda institucional, (véase, por ejemplo, el comunicado  de prensa de la Consejería de Agricultura del pasado 9 de agosto, pocos días después de la modificación de crédito) hablan de “arraigo poblacional”, de “lucha contra el despoblamiento”, de “cohesión social ” o del “efecto sobre la actividad económica en las zonas rurales”, siento escalofríos al observar , por un lado, con qué frivolidad se utilizan conceptos que, siendo tan  relevantes para el medio rural, suenan a hueco dichos por determinados “dirigentes”  y, por otro, en manos de quién tenemos puesta la gestión de los fondos públicos para la mejora de nuestros caminos.

Por nuestra parte, desde el grupo socialista de Caravaca, sensibles con el medio rural, continuaremos trabajando y haciendo propuestas para mejorar la comunicación viaria en el municipio de Caravaca,  para mejorar  la accesibilidad a las explotaciones agrarias y de turismo rural y  aminorar el despoblamiento que, con el desarraigo que conlleva, también viene afectando muy negativamente a un rico patrimonio cultural y arquitectónico rural que perdemos a pasos agigantados.