La gerencia del área de salud IV-Noroeste, dependiente del Servicio Murciano de Salud (SMS), de la Consejería de Sanidad, realiza mañana viernes, día 27, en Caravaca de la Cruz, un simulacro de incendio (a las 9:30 horas, en el centro de salud de Barranda, Calle de la Cabezuela).

La gerencia del área de salud IV-Noroeste, dependiente del Servicio Murciano de Salud (SMS), de la Consejería de Sanidad, realiza mañana viernes, día 27, en Caravaca de la Cruz, un simulacro de incendio (a las 9:30 horas, en el centro de salud de Barranda, Calle de la Cabezuela).

Como consecuencia de este simulacro resultarán heridas, con diversa sintomatología, ocho personas en el centro de salud de Barranda. Posteriormente, tras avisar al Centro Coordinador de Emergencias 1-1-2, se procederá a la evacuación de las instalaciones, atención y traslado de los heridos.

Los heridos que lo requieran serán trasladados al servicio de urgencias del hospital comarcal del Noroeste. Al llegar los enfermos, tendrá lugar otro incendio, en este caso, en la segunda planta del hospital, en la zona de dirección, que se saldará con otra persona intoxicada por inhalación de humo que con ayuda de los profesionales del centro hospitalario irá al servicio de urgencias, donde será atendida.

Al finalizar el simulacro, que se prolongará hasta las 12:00 horas, tendrá lugar una reunión en el salón de actos del hospital para debatir sobre los puntos más relevantes de esta actuación.

El objetivo de la actuación, en la que se verán involucrados profesionales sanitarios de Atención Primaria, Hospitalaria, Urgencias y Emergencias Sanitarias así como de Guardia civil, Policía local, Bomberos y Protección civil, entre otros, es detectar oportunidades de mejora ante una situación imprevista.

De este modo, el SMS da cumplimiento a lo contemplado en el Real Decreto 393/2007, de 23 de marzo, de normativa básica de autoprotección.

La finalidad de este tipo de actuaciones es garantizar que los profesionales y los departamentos de las administraciones regional y local están preparados para actuar de la forma más eficaz ante una posible situación de catástrofe.