Pedro Antonio Hurtado García

© Enrique Cidoncha

Sentarte con Ginés García Millán es hacerlo, al mismo tiempo, con un veterano actor de teatro, cine y televisión de muchos quilates, con un murciano de Puerto Lumbreras que lleva muy a gala haber nacido en esta tierra que adora, con la que se identifica y de la que presume con orgullo, con un hombre sencillo, cercano, amable, atento, servicial, cariñoso, humilde y que rezuma arte por todos los poros de su cuerpo. Pero, igualmente y entre otros muchos valores añadidos, es, también, sentirse acompañado por el último pregonero oficial del “Festival Internacional del Cante de las Minas”, de La Unión.

Ginés García Millán, 2018 © Enrique Cidoncha

“Una de las expresiones culturales más notables de nuestro país”

¿Qué supuso para ti ser el pregonero de un festival internacional tan relevante?. ¿Cómo te lo pasaste desgranando el pregón?. ¿Qué parte del mismo te hizo más ilusión y mella en tus emociones?.

Para mí fue un orgullo ser pregonero del certamen, como murciano y como artista. El “Festival del Cante de las Minas” es una de las expresiones culturales más importantes de nuestro país, es un acontecimiento que pone en valor no solamente el arte flamenco, sino también el sentimiento profundo de un pueblo y sus raíces, a través de un arte primitivo y único.

Es un orgullo, igualmente, para todos los murcianos, que este festival se venga celebrando desde hace tantos años, que goce de prestigio internacional como el más importante del mundo en su género, que lleve el nombre de nuestra tierra a todos los rincones del planeta y que ofrezca una inquebrantable continuidad. Me siento muy honrado de que pensaran en mí para pregonar la que, hasta ahora, es todavía la última edición del anual certamen.

“Mi pregón fue un reconocimiento a quienes lo hicieron posible”

Quería, además, que mi pregón fuese un reconocimiento a todas las personas que lo hicieron posible, a los pioneros y a todos los que han trabajado, año tras año, para conseguir que el “Festival Internacional del Cante de las Minas” sea, hoy, el más notable y distinguido del mundo. No quería que me faltara nadie en esa importante cita y, por ello, le pedí a mi amigo Marcos Salvador Romera que me echara una mano, sabiendo que su profundo conocimiento y sensibilidad artística iban a ayudarme de forma decisiva, como así sucedió.

Y lo que quería, sobre todo, era agradecer el legado de los mineros, quienes, con su sacrificio, su dolor y su arte, nos han dejado este valor eterno. Me emocionó su recuerdo, hablar de sus cantes, de la amplia y contundente expresión de su arte y el desgarro de su alma, algo que en La Unión sienten de corazón y contagian con ilusión.

“Este festival es pura música y puro espectáculo”

Tras este comienzo de conversación tan claro de ideas y repleto de intensas sensaciones, nos dice que “este festival es pura música y puro espectáculo” y que “la vibración de sus acordes, cuando suenan, es el verdadero sentimiento de los artistas para una inmejorable comunicación con el público, como también lo es el silencio que se produce con el verdadero cante que se practica”.

Ante la obviedad de que nos hallamos frente a un estilo enfocado a unas minorías que, no obstante, van creciendo, le preguntamos sobre el futuro que le augura al certamen unionense, matizándonos que “se trata, en cualquier caso, de una inmensa minoría tan auténtica y enraizada como un árbol milenario que se extiende al infinito desde sus profundas raíces, por lo que su futuro no solamente está garantizado, sino que, además y como viene haciendo, el festival no cesará de incluír nuevas variantes artísticas y dar cabida a los más relevantes palos del flamenco en su conjunto”.

“Sentimiento de existencia, dolor humano y misterio de la vida”

 Al preguntarle ¿qué es para ti el flamenco?, nos dice que “es un género que expresa el hondo sentimiento de la existencia, el dolor del hombre y el misterio de la vida”, lo que nos aboca a consultarle con multiplicidad: ¿qué artista de este género es el que más te cautiva?. ¿Guardas alguna relación de amistad o cercanía con algún protagonista del flamenco?.

La ilustración de Enrique Morente

Uno de mis primeros trabajos en el teatro consistió en una obra de Federico García Lorca, “Así que pasen cinco años”, en el “Teatro Español”, de Madrid, con dirección de Miguel Narros y música compuesta por Enrique Morente. Y tuve la enorme suerte de conocerle, de disfrutar de su arte y de su persona. Un extraordinario artista, excelente ser humano, cercano y divertido. Creo que fue la primera persona que me habló del “Festival Internacional del Cante de las Minas”, de los cantes de ida y vuelta, de los hombres empobrecidos que cantaban su dolor, del misterio del flamenco, de la poderosa belleza del Sur… En la obra están los universales versos de “La Leyenda del Tiempo” que tan magistralmente cantó Camarón. Enrique me contaba anécdotas de los grandes cantaores y músicos del flamenco. En aquella función también trabajaba la gran bailaora Manuela Vargas, a la que resultaba increíble verle sobre el escenario con sus espectaculares dosis de arte. Ciertamente, recuerdo aquellos días con inmenso cariño.

El marco del festival, en el “Antiguo Mercado Público”, es emblemático y una joya para los unionenses que se transmite a visitantes. ¿Cómo te sentiste en tan singular recinto?.

El “Antiguo Mercado Público” es una joya arquitectónica y se ha convertido en la “Catedral del Cante”. Goza de energía y atesora la magia de todos los creadores y grandes artistas que han disfrutado del magnetismo de su escenario. Me causó mucho respeto y me siento muy afortunado de haber ocupado ese espacio escénico. Ojalá que las generaciones futuras disfruten del “Festival del Cante de las Minas”, del legado de todas las gentes que lo hicieron posible y de un arte único e infinito, patrimonio emocional y espiritual de nuestro país.

La Unión que percibe el actor

¿Cómo percibes a La Unión, su pasado minero, su futuro turístico u otros aspectos que te llamen poderosamente la atención?.

Tuve la suerte de rodar en esta tierra mi primera película y quedé para siempre cautivado por su belleza y su gente, rodamos en los parajes mineros y tuve dos grandes amigos que me guiaron y me descubrieron esta tierra a través de su mirada de artistas: el pintor Ángel Haro y el fotógrafo Paco Salinas. La Unión tiene un patrimonio increíble, su futuro dependerá de la voluntad de su gente, esto está asegurado. También de la gestión de los representantes políticos de nuestra región, aunque no siempre se ha estado a la altura de lo que nuestra tierra merece. Tenemos una región muy hermosa y con un gran potencial, en numerosas ocasiones maltratada y casi siempre mal defendida. Hay muchas cosas que impulsar y, para eso, se necesita reconocer los errores, tener la firme voluntad de mejorar la vida de la gente, respetar y cuidar nuestro patrimonio, nuestra naturaleza y todos nuestros valores culturales.

Proyectos artísticos

Dinos, para terminar, en qué te ocupa tu profesión artística en estos momentos.

Estaré inmerso en una gira de teatro con una versión de “Tío Vania”, de Antón Chéjov, versión que ha dado como resultado “Espía a una mujer que se mata”, con la que comparecimos en el “Centro Dramático Nacional”, en Madrid, durante la temporada pasada. También cabe mencionar que estamos a la espera del estreno de “Matadero”, una serie de “Diagonal TV” para “Antena 3”.

Un poderoso de la escena

Así es Ginés García Millán, artista poderoso, hombre que atesora una cultura natural vivida e incrementada sobre las tablas de los muchos escenarios a los que se ha encaramado, un murciano prestigioso que se siente como tal de manera indisimulada y con mucho orgullo, un lumbrerense que, cuando llega a su pueblo, se pasea por las calles con sencillez, sin altanería, con cercanía vecinal y saludando a sus paisanos con el noble y presente recuerdo de cuando era un niño y las calles de su pueblo le valían de marco escénico, nunca mejor dicho, para jugar con pantalón corto y hacer que esos amigos perduren, le quieran, le valoren, le respeten y le consideren un profesional artístico del que sus paisanos se sienten muy orgullosos y agraciados al percibir tan cerca al vecino, a aquel niño, al hombre y al profesional hecho artista que comparte escenario con los más grandes del panorama internacional, al tiempo que sabe identificarse con La Unión, con su inigualable “Festival Internacional del Cante de las Minas”, con su pasado, con su historia, sus raíces, su magia, su folclore, su futuro y sus gentes. Buenos días.