JAIME PARRA

Eddy Carvalho ha regresado a Caravaca de la Cruz tras cuatro años dirigiendo a la Selección Nacional de Malta en todas sus categorías. Los nueve años que Eddy estuvo al frente del Club Voleibol Caravaca se consideran la edad de oro de este club que llegó a competir en Superliga con los mejores equipos de España.

Tras plantar la semilla por la que muchos niños y niñas se han aficionado a este deporte, en su regreso espera, junto a sus compañeros del club, impulsar hasta las cotas más altas el voleibol, que en sus mejores momentos ha sido casi tan practicado como deportes tan populares en Caravaca como el fútbol o el triatlón.

¿En qué estado se encuentra el voleibol en Caravaca?

Sigue practicándose mucho, ya que mis compañeros del club y de las escuelas deportivas han hecho un gran trabajo, pero espero que en esta etapa volvamos a competir en Campeonatos de España.

¿Qué labor vas a asumir?

Llevaré a los juveniles y senior del Club Voleibol Caravaca, que competirán este año en Primera División Nacional. Empezaremos a trabajar en la segunda mitad de agosto, será una pretemporada larga con el objetivo de que cuando empiece la temporada estemos preparados.

En cuanto a las escuelas municipales, yo vengo de una excedencia, y el nuevo concejal de Deportes tiene que definir aún mis funciones.

Caravaca cuenta con jugadores en todas las categorías inferiores; hay más chicas que chicos y la idea es que le demos un impulso a la práctica de este deporte también entre los chicos.

¿La plantilla está cerrada?

Ya tenemos prácticamente cerrado los equipos juveniles y senior. He elegido jugadores con un nivel bueno, con calidad suficiente para jugar en Primera División.

La mayoría son caravaqueños, aunque hay algunos extranjeros que viven en Caravaca por trabajo, como Diogo, que jugó en Superliga con nosotros, y se casó con una caravaqueña, y ha querido sumarse a este proyecto, Arturo, un mexicano casado también con una caravaqueña, y Vladimir, un colombiano que vive en Moratalla. Estos tres jugadores van a elevar nuestro nivel de juego.

Para este primer año, esperamos estar en mitad de la tabla, el año pasado fuimos penúltimos, creo que con las nuevas incorporaciones lo vamos a conseguir.

¿Entrenaste a los caravaqueños del primer equipo cuando estaban en categorías inferiores?

Sí. Gracias a ellos el voleibol no ha desaparecido, estoy muy orgulloso.

Regreso al pueblo, porque siento en Caravaca como en casa. Quiero colaborar con ellos y, gracias a la experiencia que he adquirido como entrenador de Malta, ayudarles a mejorar.

¿Qué objetivos te marcas con los Juveniles?

Estamos en la Liga Regional de Murcia e intentaremos clasificarnos para el Campeonato de España, ese es nuestro objetivo. Luego en verano participaremos en un torneo internacional en Portugal, será una gran oportunidad para que vayan cogiendo experiencia.

¿Y con los niños de las escuelas deportivas?

Espero que se diviertan, que aprendan, que sepan competir, e intentar clasificarnos para disputar el Campeonato de España. Pero si no nos clasificamos y se da un desarrollo técnico importante me quedo satisfecho. Y, por supuesto, que aumente el número de niños y niñas que practican voleibol en Caravaca.

¿Por qué debería practicar un niño voleibol?

Es un deporte bastante técnico, pero a la vez muy divertido; en el voleibol van a hacer amigos, ganarán seguridad y confianza, jugarán todos los fines de semana en Caravaca y fuera. Salir a viajar después de una semana de colegio y estudiar les viene muy bien para despejarse.

Además de los valores que aprenden, valores como respeto, educación, cómo entender las diferencias, saber trabajar en equipo, comprender que a veces se gana y a veces se pierde, pero hacerlo con deportividad… El deporte es una gran herramienta para educar en valores.

El deporte en otros tiempos se asociaba más con hombres, ¿en el voleibol la cosa ha cambiado me decías?

Sí, cuando me fui eran muchos más chicos que chicas los que jugaban, ahora se ha dado la vuelta, gracias al trabajo de Pedro Gómez, al que no puedo dejar de citar, porque es un gran mérito lo que ha hecho con el voleibol femenino. Pero al final es deporte, y es divertido tanto para chicos como para chicas.

¿Qué has aprendido de tu etapa como Seleccionador de Malta?

Hemos competido a nivel europeo contra los mejores. Es verdad que nuestra selección no era de las mejores, pero pudimos clasificarnos para las Olimpiadas de los Países Pequeños tras catorce años fuera de ellas. Soy mejor entrenador ahora que cuando me fui.

Pero me gustaría destacar que formo parte de un proyecto deportivo de la Unión Europea, y que me gustaría traer proyectos europeos deeste tipo a Caravaca.

¿En qué consiste este proyecto?

Es solo para chicas. La idea central es contestar a la pregunta de por qué dejan las mujeres el deporte a edades tan tempranas. Se parte de la idea de que es imposible jugar, estudiar y trabajar a la vez, pero nosotros creemos que no es cierto, que tanto chicos como chicas pueden hacer las tres cosas. El proyecto se desarrolla hasta 2021.

¿Qué proyecto te gustaría traer a Caravaca?

Uno de intercambio entre Caravaca y Malta, que ellos vengan aquí y jueguen con nosotros y conozcan la historia de nuestro pueblo, y luego que nuestros jugadores conozcan Malta. Estamos muy cerca de lograrlo para Caravaca.

¿Por qué regresas?

Después de cuatro años he terminado un ciclo. Echaba muchísimo de menos a mi pueblo, a mi gente. En Malta tenía mi estatus como seleccionador nacional, pero me hacía falta disfrutar de Caravaca, de estar con mis amigos, de transmitirles a los jóvenes de mi pueblo todo lo que he aprendido.

Estoy a punto de cumplir los cincuenta años, lo que me ha hecho reflexionar sobre dónde quería pasar esta nueva etapa de mi vida, y decidí que cerca de mi gente.

¿Necesita apoyos el Club Voleibol Caravaca?

Siempre, vamos buscando ayuda para el club puerta por puerta y para nosotros sería fundamental que la afición caravaqueña acudiera a vernos jugar. Quién sabe si dentro de dos o tres años podemos devolver el cariño que recibimos y regresar a una Superliga2. Sería un orgullo inmenso, no puedo prometerlo para el próximo año, pero en un futuro próximo me gustaría, si no Superliga, por lo menos Superliga2, para que el club regrese al nivel que merece.