JAIME PARRA

Como cada año Caravaca de la Cruz celebra la festividad de la Virgen de Urkiña el 15 de agosto. Una festividad que trajo consigo la comunidad boliviana pero que poco a poco ha ido sumando nuevos adeptos.

Con la Virgen

Por segundo año consecutivo, Caravaca no pudo descubrir sus elaborados bailes ni la procesión acabó en fiesta. Pero sí hubo misa, y como señaló la propietaria de la Virgen, Lily Fuentes, este 15 de agosto en la iglesia de los Carmelitas muchas fueron las familias que llegaron ataviadas con la vestimenta tradicional para agradecer a la Virgen de la Urkupiña la fortaleza en este año tan difícil.