JUANA Mª MARÍN/CONCEJAL DE IU-VERDES CARAVACA

Desde mi destino vacacional, no muy lejano, he seguido con atención los efectos de las lluvias de estos últimos días. He de decir de antemano, y no me duelen prendas, que el Ayuntamiento ha actuado de forma rápida y eficaz y por ello los felicito. Aunque a veces no estamos de acuerdo, quizá en demasiadas ocasiones, cuando las cosas están bien hechas, bien hechas están.

Bien, dicho esto, vamos a entrar en el quid de la cuestión. Más de una treintena de vecinos afectados por unas lluvias, que aunque han sido fuertes, ni mucho menos para provocar este desastre. Hemos visitado la zona y nos cuentan que en cincuenta, sesenta o setenta años que tienen algunos vecinos de la barriada, nunca han vivido semejante episodio.

¿Qué ha pasado entonces? Tras un tour dirigido por un vecino de la zona, hemos podido comprobar in situ como un barranco que hace unos 30 años tenía 5 metros de altura, hoy apenas tiene uno. Las talas contiguas al barranco, que han ido elevando sus ribazos, y la construcción de un camino elevado que cruza el cauce del mismo, han provocado que las aguas deriven su rumbo tradicional, hacia el barrio de Noguericas. Finalmente, una vez encauzada el agua, por donde no tenía que ir, nos encontramos que su antigua desembocadura natural, tiene un vallado doble que aguas y lodos no pudieron salvar, lo que hizo que el agua se distribuyese por todas las calles, inundando las viviendas y alojamientos rurales.

¿Unos vallados en una desembocadura de un barranco? Si

Y ¿cómo es posible? Ah, es urbanizable. Se puede vallar y se puede construir…

Pues sí, la desembocadura del barranco es terreno urbano porque así lo aprobó en pleno con mayoría absoluta el Partido Popular. ¿Tendrá algo que ver que esta vez los populares no hayan subido a Archivel a quejarse de lo mal que lo hace todo el PSOE? ¿Cómo es posible que un Plan General apruebe como zona urbanizable un barranco? No es el único lugar de nuestro término municipal que tiene ese problema. Conozco de primera mano lugares donde se proyectaban urbanizaciones y los ancianos del lugar decían…..”si por ahí he visto bajar alpacas de los cortijos que están a 30 km, ¿cómo permiten construir aquí? …”.

Después hablamos de naturaleza, de despoblaciones, de pedanías y deforestación pero permitimos que ocurran este tipo de desastres que tienen tan fácil solución: respetar los cauces naturales.

Señores de aquellos barros….estos lodos.