CCOO

Ante la falta de soluciones a sus problemas, los trabajadores convocaron varias jornadas de huelga el pasado Diciembre 2018. La respuesta a estas protestas por parte de la empresa ha sido la imposición de falta grave a dos trabajadoras revertidos en vía judicial hasta el momento, y el seguimiento al representante de los trabajadores por CCOO, Emilio López. Su condición de delegado de personal lo ha colocado en la primera línea de lucha, como no podía ser de otra manera, en la defensa de los derechos de sus compañeros y compañeras, con los que comparte más de 20 años de experiencia y compañerismo al servicio de la cafetería del Hospital de Caravaca. Y precisamente su situación de delegado personal es lo que ha provocado su despido después de 30 años de trabajo en la misma cafetería.

¿Qué es lo que hará la empresa ahora que ya no hay representación sindical? ¿Continuará con los despidos ahora con las madres con reducción de jornada o con las personas de edad mas avanzada? ¿Seguirá con las amonestaciones infundadas para ahorrarse las indemnizaciones?.

Desde Comisiones Obreras decimos que la empresa ha transgredido todos los límites aceptables en las relaciones laborales y que no vamos a dejar a los trabajadores indefensos a los abusos que se vienen cometiendo. Desde el sindicato CCOO vamos a poner todos lo medios legales a nuestro alcance para que los trabajadores puedan volver a ejercer su profesión de una manera digna.

Lamentamos también la falta de implicación de la Gerencia del Hospital a la que hemos intentado dirigirnos desde el Sindicato, pero que a fecha de hoy sigue sin recibirnos. No debería la gerencia del Hospital mirar hacia otro lado cuando en sus dependencias se están cometiendo abusos o ilegalidades.