ROCÍO LÓPEZ USERO/Terapeuta ocupacional. Centro de día y Residencia EL COPO. APCOM

Existen herramientas para ayudar las personas con discapacidad a realizar sus tareas de la vida diaria. Estas herramientas de apoyo (también conocidos como ayudas técnicas), son instrumentos que permiten y facilitan la realización de determBaños personas discapacidadinadas tareas cuando un usuario tiene dificultades para realizarlo por sí solo.

Estas ayudas técnicas, abarcan un amplio espectro que va desde, por ejemplo, utensilios tan simples como el engrosamiento del mango para un cubierto, al más sofisticado sistema de acceso al ordenador. La aparición de nuevos productos y prestaciones avanza en paralelo al desarrollo tecnológico.
El objetivo para utilizar un producto de apoyo es realizar la tarea, de forma autónoma o con ayuda de un asistente, con eficacia, seguridad y comodidad. Otras razones para utilizar productos de apoyo serían, como prevención en un proceso degenerativo; rebajar el esfuerzo que requiere la actividad; evitar o reducir el riesgo de lesiones o accidentes; y disminuir o evitar el dolor.

A continuación veremos 3 ejemplos de actividades de la vida diaria, que pueden ser de ayuda a familias que tengas personas con discapacidad en casa:

• Soluciones para manipular la ropa:
Es una actividad que requiere mantener el equilibrio de pie, buen control de tronco, destreza en las manos y movilidad en hombros y codos para bajar y subir la ropa, sujetarla, colocarla y abrochar o desabrochar cremalleras y botones.
Para subir los pantalones se pueden utilizar tirantes convencionales o coser anillas de tela en la cintura para facilitar el agarre de la prenda. Algunas pinzas de mango largo también son útiles tirando de las presillas del pantalón.
Las cremalleras y botones se pueden sustituir por velcro.
En el caso de la ropa interior (tanto bragas como calzoncillos), se pueden utilizar prendas adaptadas que no requieran retirarlas del todo sino solo despegar la parte delantera sujeta con velcro. También se puede unir con velcro la ropa interior a la parte interna del pantalón, para que la tarea de bajar y subir la ropa se reduzca a la mitad.
Los pantalones con cintura elástica eliminan el inconveniente de botones y cremalleras y facilitan principalmente desvestirse.

• Soluciones para lavarse las manos:
Lavarse las manos requiere destreza para enjabonar y frotar. La dificultad variará en función de los productos que usemos.
En caso de deficiencia visual, podría contrastar los accesorios con el color del fondo. Y en caso de limitaciones cognitivas, colocar paneles indicando la secuencia de la tarea en pictogramas.
Es importante tener en cuenta la altura, profundidad y si tiene o no pie el lavabo. Cuando el aseo no pueda realizarse de pie por falta de equilibrio, fatiga, contraindicaciones, etc. el lavabo debe tener suficiente altura libre inferior para facilitar el acercamiento frontal sentado. Los lavabos muy hondos dificultan el acercamiento.
Existen lavabos regulables en altura que permiten ajustarlos de forma individualizada a las dimensiones de los usuarios. También existen lavabos con brazo giratorio para poder acercarlos, por ejemplo al inodoro, cuando se está sentado en él.
En la utilización del jabón, la dificultad principal está en la sujeción de la pastilla de jabón con manos húmedas. Para facilitar esta tarea, existen productos que fijan la pastilla de jabón mediante imán, con lo que se puede usar con una sola mano y evita el peligro de resbalar si la pastilla cae al suelo.
Una gran ayuda serían dispensadores de jabón por infrarrojos que se accionan al situar las manos bajo la salida del jabón o dispensadores de jabón por palanca.

• Soluciones para lavarse los dientes:

Esta actividad requiere destreza en las manos y ligera movilidad de hombro y codo. Hay que tener en cuenta la aplicación de la pasta de dientes y el grosor y longitud del mango del cepillo.
Si existe dificultad para extraer la pasta de dientes y aplicarla, hay productos tanto fijos a la pared como portátiles que facilitan la tarea.
Si existe imposibilidad para agarrar el mango del cepillo de dientes, se puede fijar a la mano con una sujeción palmar.
Para limpiar las prótesis dentales, cuando sólo se tiene una mano funcional, es posible ayudarse de cepillos con ventosas fijados al lavabo.
Si la limitación está en la movilidad del hombro, es conveniente alargar el mango del cepillo.

Quien quiera más más información puede visitar www.ceapat.es Centro de Referencia Estatal de Autonomía Personal y Ayudas Técnicas.