El pasado viernes 25 en el Museo Arqueológico de Murcia (MAM)conocimos más sobre los restos encontrados en el yacimiento de camino del Molino en Caravaca (donde se encontró en 2007 un enterramiento múltiple calcolítico definido por una cavidad con una planta circular de unos seis metros de diámetro gracias al tabajo llevado a cabo por el médico forense Fernando Serrulla y la escultora forense Marga Sarín.
Ambos reconstruyeron el rostro de una mujer y un hombre enterrados en Los Molinos una vez que en 2014 los profesores Joaquín Lomba y María Haber les entregaron los cráneos para la realización de su aproximación facial a partir de entonces, se realizó un TAC de ambas piezas y el escaneo e impresión en 3D –en polvo cerámico–. Sobre las reproducciones resultantes, se hizo asimismo un croquis de marcas, estableciendo las profundidades de las partes blandas según técnicas forenses, que permitió realizar el posterior recubrimiento mediante arcilla.

Individuo masculino, 105, rasgos africanos, piel morena y pelo moreno por ese motivo. Mediría aproximadamente 1,70 y presenta lesiones de artrosis en las vetebras.
Individuo femenino, 109, rasgos más gráciles, 1.45 de estatura y también presenta lesiones de artrosis. Así eran quienes habitaban en los Molinos de Papel.